Kilian Jornet protagoniza en el corto documental "A long day out", una aventura al alcance de cualquier persona. El vídeo, publicado en los canales de Salomon TV, muestra una salida que el corredor inicia desde su casa en Noruega y que le lleva a recorrer las montañas del fiordo de Romsdal.

A través del testimonio de Kilian Jornet y un uso innovativo de los gráficos, el espectador descubre que las mejores aventuras a veces se pueden vivir en casa.

En 56 horas, Kilian realiza una aventura de 168 kilómetros con un desnivel positivo de 22.000 metros. El corredor de Sabadell utiliza un material básico de escalada y esquí: un arnés, un mosquetón de seguridad, bastones de esquí, varias cuerdas y un piolet. Cuenta con un presupuesto de 72 euros para el agua, comida y barritas energéticas, es decir, Kilian dedica poco más de 1 euro por hora para esta gran aventura.

Gran experiencia

Aunque los números de Jornet son de infarto, él mismo explica: "No hace falta que vayamos muy lejos ni gastar mucho dinero para vivir una gran experiencia. A veces es suficiente con ponerse las zapatillas, coger la mochila y empezar a correr desde la puerta de casa hasta que nos cansemos. Así, podemos vivir una gran aventura descubriendo nuestro propio entorno, con el material que tenemos a nuestro alcance".

Este periplo de más de dos días, en los que Kilian solo duerme una hora y media, tiene como uno de los máximos atractivos el sol de medianoche de Noruega, que entre abril y agosto el sol está presente casi las 24 horas del día y que resalta en imágenes paradójicas y sorprendentes.

Precisamente, la escarpada cordillera de los fiordos noruegos es el otro gran atractivo del documental, que por minutos presenta a Kilian enfrentándose a un enorme desnivel. De este modo, el corredor ofrece con una cámara frontal unas imágenes que provocan puro vértigo al espectador.

practicodeporte@efe.com