PracticoDeporteMadrid

La selección española no dio opción a ninguna tipo de sorpresa, venció, goleó y convenció a Modavia en partido de la fase de clasificación a la Eurocopa de fútbol Inglaterra 2022, disputado en el Zimbru Stadium (Chisinau), al imponerse por 0-9, con lo que se sitúa líder en solitario del Grupo D.

Las de Jorge Vilda salieron bien concienciadas de que el principal problema podría ser la confianza. Y desde luego que eso no ocurrió, como se demostró con los dos primeros goles con sólo nueve minutos jugados.

Y es que la defensa modava se encontró con un rival que juega a una velocidad muy diferente a la que ellas acostumbran. Algo que notaron no sólo en el centro del campo, sino en el área, incapaces de cortar las llegadas de la Roja.

Lucía García en el minuto 6, tras jugada de Alba Redondo, y Alexia Putellas, a centro de Marta Corredera, dieron esa tranquilidad necesaria cuando se trata de jugar ante un equipo inferior y agazapado en su campo.

Luego hubo mucho tiempo a recuperar sensaciones tras tanto tiempo sin juntarse debido a la maldita pandemia, en una selección que trabaja más con la mentalidad de equipo, que tienes ganas de hacer algo importante y que tras sumar experiencias en el pasado Mundial de Francia, tiene fijado en la cita continental en Inglaterra, su doctorado como gran selección.

Pausa y control

El devenir del encuentro, después de los dos goles tempraneros, supuso minutos para conjuntar, probar y disfrutar ante un rival que no ofreció ningún problema, con jugadores amateur que se conformaba con encajar cuantos menos goles, mejor.

Esa misma superioridad también significó que España bajara el ritmo inicial del juego, lo que agradecieron las moldavas que pudieron respirar unos minutos, hasta que en otra cabalgada por su banda de Alba Redondo, con pase de la muerte que no desaprovechó Mariona Caldentey.

Y es que cada llegada en ataque española eran momentos de zozobra para las moldavas, que no acertaban con fijar las marcas, como se vio en el cuarto gol, donde Jenni Hermoso remató de cabeza en solitario en centro perfecto de Corredera, en lo que significó el 0-4 cuando todavía quedaban diez para el descanso. Tiempo suficiente para irse al vestuario con otros dos tantos (0-6), el segundo de Lucía García y el primero, después de dos asistencias, de Alba Redondo.

Bajón físico

El devenir del partido poco cambio en la continuación, salvo que Moldavia aprendió de algunos de sus errores, en especial, en ordenar más su defensa y en atrincherarse todavía más en su área. Cuestiones que no fueron obstáculos para que España siguiera sumando.

Caldentey sumó su segundo en remate desde fuera del área, minuto 52, para luego Patri Guijarro sumar el octavo tras recoger el rechace del palo a un rechace de Aitana Bonmati (m.74), ya en una fase donde el bajón físico de las moldavas era evidente.Y fruto de ello, llegó el penalti que supuso el noveno de la Roja y el tercero de Caldentey.

Aparte de disfrutar del buen juego y de la buena pinta que tiene esta selección, el partido fue un reencuentro después de más de seis meses sin poderse juntar y la confirmación de que este equipo seguro que tiene plaza en la próxima Eurocopa. Lidera el Grupo D con 10 puntos, tras 4 partidos, con tres victorias y un empate, cuando visitó Polonia, a quien todavía tiene que recibir en casa.

practicodeporte@efe.com