PracticoDeporteRedacción

El deportista balear Mario Mola, campeón del mundo de triatlón, volverá a donde empezó todo, al tartán, a la pista de atletismo, para correr un 3.000 en pista en su casa, en Palma de Mallorca y ante Said Mechaal, hermano de Adel Mechaal, entre otros.

Se trata de un control que realiza la Federación Balear de Atletismo y que va a aprovechar Mola para ir compitiendo algo en esta atípica temporada en la que se han aplazado los Juegos Olímpicos y se han suspendido tanto el Campeonato de Europa de su disciplina como la mayoría de las pruebas de las Series Mundiales.

A la espera de Montreal

Mola solamente tiene por delante las Series Mundiales de Montreal, que son las finales de este año. Por tanto, podría jugarse el campeonato a una sola carta ese fin de semana del 3 y el 4 de octubre si es que la pandemia del coronavirus no obliga también a suspender esta carrera que dejaría sin campeón del mundo de triatlón la temporada 2020.

Mientras todo eso sucede o no, lo que está claro es que Mario Mola, que siempre ofrece su mejor versión en el sector de la carrera a pie, competirá en un interesante 3.000 en Mallorca después de que esta misma temporada ya participara en el Campeonato de España de campo a través donde tuvo un gran rendimiento acabando en séptima posición.

Mola, a por todas

Como la intención de Mola es mejorar su marca y bajar de los ocho minutos, también aparece inscrito en esta reunión su hermano Lucas Mola, que será el encargado de lanzar la prueba.

El evento, propuesto inicialmente como un control escolar, ha cobrado una nueva dimensión con la presencia de todo un campeón del mundo como el local Mario Mola, uno de los mejores deportistas españoles de la actualidad y que tiene como objetivo ya más a largo plazo la medalla olímpica en los próximos Juegos de Tokio que se celebrarán el verano de 2021.

Otro de los atractivos de la competición en Mallorca será la presencia en los 800 metros de David Bustos, quinto en el 1.500 de los últimos Juegos de Río.

Practicodeporte@efe.com