PracticoDeporteRedacción

Alba Torrens, una de las grandes del baloncesto español, retornó a las pistas en partido oficial este miércoles, con su equipo el Ekaterimburgo ruso en partido de la Euroliga, tras nueve meses fuera de competición debido a una lesión de rodilla, mientras que otra de las grandes, Anna Cruz, pasará por el quirófano, este viernes, para estar "al cien por cien" para los Juegos.

La jugadora balear tuvo sus primeros minutos de juego, en el encuentro que el equipo ruso jugó en su casa, ante el Reyer Venezia, donde el técnico del Ekaterimburgo, el también español Miguel Méndez, aprovechó la superioridad sobre el equipo italiano, 97-44 al final, para que Torrens tuviera minutos, nueve, tiempo que aprovechó para sumar seis puntos -0 de 2 en tiros de dos y 2 de 2 en triples-.

Además, entró en cancha por primera vez cuando faltaban dos minutos para finalizar el primer cuarto, le dio tiempo para dar dos asistencias y sumar otros tantos rebotes defensivos, y faltas personales, con lo que sumó siete de valoración en tan poco tiempo sobre la cancha.

Renuncia al Eurobasket

 El pasado mes de abril fue cuando se anunció, en un comunicado firmado por la Federación Española de Baloncesto y la propia Alba Torrens, que la alero internacional no estaría en el Eurobasket 2019, que a la postre ganó España, debido a una lesión de rodilla.

Un problema muscular en la rodilla derecha con el que la alero internacional jugó durante toda la temporada pasada, y que los médicos habían aconsejado a la jugadora un tratamiento de descanso y fortalecimiento. La jugadora señaló que había intentado "recuperarla por todos los medios para poder estar en las mejores condiciones con mi club y con el objetivo de estar este verano con la selección. No ha sido así".

Su vuelta significará un gran refuerzo para su equipo, uno de los grandes favoritos a ganar la Euroliga 2019-20, encabeza el Grupo A con nueve victorias y una derrota, así como para la selección que tiene este próximo febrero una importantísima cita en Foshán, en busca de una plaza para los Juegos de Tokio 2020.

Aunque es posible que la presencia de Alba Torrens sea algo prematura, para dentro de poco más de tres semanas, algo que Lucas Mondelo deberá decidir, en tierras chinas el equipo español se las verá con Gran Bretaña, Corea del Sur y China, con tres plazas en juego.

Éste o no en dicho preolímpico, en el caso de que España obtenga plaza, seguro que será una pieza muy importante para el combinado español en busca de otro éxito del baloncesto femenino, y por qué no sumar otra medalla olímpica, tras la plata en Río 2016.

Anna Cruz, al quirófano

Anna Cruz anunció en sus redes sociales, que este viernes pasará por el quirófano para someterse a una operación del menisco externo de su rodilla derecha, todo ello con la mente puesta "en dejar de sufrir y estar al 100% para los Juegos de Tokio 2020".

La jugadora del Fenerbahce llevaba ya varias semanas sin jugar, debido a los problemas en su rodilla, perdiéndose los últimos enfrentamientos de su equipos de la Euroliga, ante el Sopron Basket y el Arka Ddynia. De hecho, su último encuentro en la máxima competición europea data del pasado 19 de diciembre, ante el Spar Citylift Girona, que acabó con triunfo del equipo turco (57-62), donde la escolta catalana sumó 4 puntos en más de 24 minutos.

Cruz disputó los ocho primeros partidos de su equipo en la Euroliga, en el que también está Laura Nicholls, con una media de 5,6 puntos, con 23 minutos, y 5,8 de valoración media.

practicodeporte@efe.com