PracticoDeporteMadrid

El nadador de Viladecans Alberto Lorente marcó un nuevo récord del mundo tras cumplir su último objetivo solidario, nadar 30 horas sin interrupción en una piscina a contracorriente a favor de la Fundación Infantil Ronald McDonald de Barcelona.

Experto en largas distancias, Alberto Lorente tenía una nueva meta, y es que más que un récord deportivo es toda una hazaña de solidaridad, pues no solo quería nadar 30 horas y superar la marca, sino que lo que buscaba era recaudar fondos para la iniciativa #unretounavida de la casa que la Fundación Infantil Ronald McDonald tiene en Barcelona.

La fuerza mental y la autoexigencia que se requiere para este reto es muy alta, el nadador admite que bebía líquido isotónico a través de una caña y mandando de espalda y pautas de comida cada cuatro o cinco horas.

Otro récord solidario

"Me quedé a 33,1 ºC de temperatura corporal, una bajada de azúcar. Una vez terminado, comencé con convulsiones y me tuvieron que llevar al hospital. La doctora me dijo que en 33 años no había visto un caso así", admite Lorente.

Esta plusmarca ha sido validada por Official World Record y los fondos recaudados a través de esta acción irán destinados a un bienestar mayor de las familias de la Casa Ronald Mcdonal de la Ciudad Condal, la cual acaba de cumplir 18 años y está a pocos metros del Hospital Vall d’Hebron.

Este lugar se ha convertido en un espacio de referencia en el cuidado y atención a los niños enfermos y sus familias, según informa la nota de prensa. Pues allí residen familias y pasan largas estancias para que los hijos, gravemente enfermos, dispongan de importantes tratamientos hospitalarios.

Para Alberto Lorente, el deporte siempre va unido a la solidaridad, hace un año, el nadador de Viladecans ya recorrió 61 kilómetros en aguas abiertas para un proyecto en la lucha contra el cáncer infantil.

practicodeporte@efe.com