PracticoDeporteRedacción

Tras casi una semana de trekking, Alex Txikon y su equipo han alcanzado el campo base del Manaslu, situado a 4.900 metros sobre el nivel del mar, desde donde empezarán a organizar el campamento para poco a poco comenzar a equipar la vía de ascensión.

Tras llegar a Katmandú en Año Nuevo, el grupo tuvo que guardar cuarentena durante cuatro días y someterse a una prueba PCR, tal y como ordenan las autoridades nepalíes.

Una vez realizadas todas las gestiones, y tras tener que modificar el plan inicial, el grupo organizó las cargas y las depositó en helicópteros para que las trasladaran a Samagaun (3.500 m.).

El material pudo ser llevado directamente al campo base pero Txikon decidió que los porteadores de Samagaun las llevaran desde el pueblo hasta el campamento. La pandemia ha golpeado duramente esta región que tiene como principal fuente de ingresos las expediciones y por esta razón el montañero vasco decidió aportar su granito de arena y dar trabajo a los porteadores de la zona.

"Somos perfectamente conscientes que nuestra aportación no va a solucionar el problema que han tenido este año. La pandemia ha golpeado muchísimo esta zona pero por el respeto que les debemos a todas estas personas, por todos estos años que hemos venido al Himalaya, creímos que lo más coherente y justo era tratar de ayudarles en la medida de lo posible", explica Alex Txikon.

Ascenso en febrero

Una vez depositadas las cargas, el grupo liderado por Alex Txikon, al que acompañan el italiano Simone Moro y el guipuzcoano Iñaki Álvarez, comenzó un largo viaje que realizaron en autobús y vehículos 4x4 hasta Machhakholagaon, tras el cuál iniciaron un trekking de cinco días hasta el campo base.

Ahora llega la fase de aclimatación y equipamiento de la montaña y, si las condiciones climatológicas lo permiten, intentarán el ascenso en las primeras semanas de febrero.

Simone Moro ya ha intentado el Manaslu en invierno dos veces, y en las dos encontró más de seis metros de nieve, lo que le hizo renunciar. Esta vez, de momento las condiciones de la montaña parecen muy buenas.

En esta expedición invernal los alpinistas tratarán además de encadenar la cima del Manaslu con la cima del Pináculo Este (7.992 metros), el 'sietemil' más alto del mundo.

practicodeporte@efe.com