La pareja china Ma y Wang han roto el sueño de Álvaro Robles y Ovidiu Ionescu de ser campeones del mundo y después de una gran final jugada de poder a poder, los asiáticos han terminado por conquistar el oro, dejando al dúo hispano rumano con la plata, la primera medalla de la historia para el tenis de mesa nacional.

A pesar de lograr empatar a uno el partido, los chinos, claros favoritos se fueron imponiendo poco a poco hasta el 4-1 final.

Primera medalla de la historia

Antes de todo eso, Robles ya había hecho historia en este espectacular Campeonato del Mundo de Budapest (Hungría), que siempre será recordado por el deporte español por ser el primero en el que tenis de mesa nacional conseguía pisar un podio.

Lo ha conseguido en la modalidad de dobles masculino haciendo pareja junto al rumano Ionescu y después de una semifinal que ya es historia del tenis de mesa español en la que han superado a los portugueses Apolonia y Monteiro por 4-3 y tras una gran remontada.

Aprovechando la inercia de su contundente triunfo en los cuartos de final, la dupla hispano rumana se llevó el primer set por 11-7. La ventaja duró poco, porque los excelentes lusos le dieron la vuelta al partido ganando el segundo y el tercer parcial por 11-3 y 12-10. Ese fue el momento de mayor peligro para Robles.

A remontar

Sin embargo, lejos de abandonarse o venirse abajo, decidieron seguir luchando en esta gran oportunidad que el destino les brindaba. Así, y con la ayuda de sus entrenadores, Robles e Ionescu dieron lo mejor de sí mismos para terminar ganando 11-7 y 11-7 el cuarto y el quinto parcial, volviendo a situarse por delante en el marcador.

En el último set Robles e Ionescu remontaron un 4-8 adverso para acabar ganando 11-8

El sexto set sirvió para que los portugueses volvieran a igualar la contienda (11-9), dejando todo  por decidir para el séptimo y definitivo, que fue de película. El español y el rumano iban perdiendo 4-8 y cuando las sensaciones parecían indicar que la final se escapaba, fueron capaces de darle la vuelta a la tortilla, consiguieron 7 puntos consecutivos y pudieron celebrar a lo grande su clasificación para la gran final.

De esta forma, Robles e Ionescu se medirán a los chinos Ma Long y Wang Chuqin en la final, que se disputará este sábado 27, a las 12:00 horas, en la mesa central del Campeonato del Mundo 2019.

practicodeporte@efe.com