PracticoDeporteRedacción

El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, se ha mostrado cauto aunque optimista ante el futuro de las competiciones deportivas, ya que considera que en las últimas semanas se ha demostrado "que se pueden organizar grandes eventos deportivos de forma segura, incluso sin una vacuna".

No obstante, en una carta abierta dirigida a la familia olímpica, la segunda desde que el coronavirus puso en suspenso el calendario deportivo, el dirigente hace una llamada a la prudencia ante la programación de competiciones en los próximos meses.

En su opinión, "hay señales muy alentadoras de la comunidad científica y médica sobre la disponibilidad de vacunas aprobadas en los próximos meses, tal vez incluso antes de finales de este año (...). Los avances en las pruebas y en las vacunas facilitarán enormemente la organización segura de pruebas deportivas".

Por ello, incide en que "todos deberíamos tener en cuenta el calendario de disponibilidad de estas nuevas herramientas a la hora de programar nuestros eventos", argumenta.

Pruebas rápidas

También alude a las nuevas posibilidades que se abren con "las llamadas pruebas rápidas, que ya están en el mercado o en desarrollo". Y es que recuerda que "cuando se utilizan en combinación con otras medidas contra el virus, nos proporcionan una importante herramienta adicional para garantizar un entorno seguro para todos los participantes", añade.

En todo caso, afirma, ni los test ni las vacunas son "una fórmula mágica" para resolver los problemas.

En este sentido, señala que se desconoce "todavía el impacto de cualquier vacuna potencial. Pero, en conjunto, hay buenas razones para un optimismo cauteloso", indica.

Competiciones disputadas

Bach alude también a la buena acogida a las competiciones disputadas en las últimas fechas (Open de EEUU de tenis o Tour de Francia) que "demuestra claramente que no solo los deportistas y las organizaciones deportivas, sino también el público en general, anhelaban el retorno del deporte como parte integral de sus vidas".

"También vemos que el deporte puede organizarse con seguridad, incluso bajo las restricciones actuales. Esto debería darnos a todos confianza sobre la preparación de futuras competiciones, incluyendo los Juegos Olímpicos de Tokio 2020", indica.

"Sobre la base de este éxito inicial, esperamos con interés el momento en que se puedan aliviar las numerosas restricciones, que ahora son esenciales. Pero tenemos que seguir actuando de manera responsable cuando se trata de planificar y programar", insiste.

"El virus no ha sido derrotado todavía. Debemos seguir contribuyendo a su contención y ser parte de la solución para la recuperación de la crisis", advierte.

 practicodeporte@efe.com