PracticoDeporteRedacción

Badalona Dracs se ha adjudicado este domingo su sexta Copa de España de fútbol americano, cuarta consecutiva, al vencer por 15-3 a su habitual máximo rival, LG OLED Las Rozas Black Demons, en la final disputada en El Masnou (Barcelona).

Un solo touchdown

En el encuentro únicamente se anotó un 'touchdown', por medio de Guillem García en el primer cuarto, y tuvo en el chutador Jordi Brugnani al jugador más determinante, ya que anotó dos 'field goals'.

Que las defensas se impusieron a los ataques de ambos equipos quedó patente en el tercer cuarto en el que el marcador se mantuvo inalterable.

Álvaro Peñas, gracias a un 'field goal' descontó para los madrileños (10-3), pero respondió Jordi Brugnani de la misma manera (13-3) y en la siguiente acción, los badaloneses resolvieron la contienda.

Los Dracs consiguieron un 'safety' (placaje en la línea de gol) sobre Enrique Salamanca en el 'kick off' posterior al 'field goal' de Brugnanni y pusieron una diferencia insalvable en el marcador (15-3).

De esta manera, los catalanes lograron su cuarta victoria consecutiva en la final y ya suman seis títulos de la Copa España. Los Dracs alcanzaron la final tras derrotar al Alcobendas Cavaliers en cuartos de final (23-0) y a Pioners de L'Hospitalet en semifinales (34-7), mientras que Las Rozas alcanzó la final después de imponerse al Murcia Cobras (20-0) en cuartos y eliminar a los Camioneros de Coslada (31-13) en semifinales.

En la Copa de España, a diferencia de la Liga Nacional, los equipos no pueden alinear jugadores “imports”, procedentes de Estados Unidos, Canadá o México, y ambas escuadras pusieron a prueba el potencial de sus plantillas nacionales, lideradas en ataque por los “quarterbacks” Sergi Gonzalo (Dracs) y David de Diego (LG OLED Black Demons). 

También solidario

El choque coincidió con la celebración de la Marató de TV3, que este año está dedicada a las enfermedades minoritarias, y los aficionados que se acercaron a ver el partido en directo podrán colaboraron con una entrada solidaria de 2 euros en beneficio del Proyecto Pol,  asociación sin ánimo de lucro que lucha contra la Hiperglicinemia no cetósica, una enfermedad minoritaria con menos de una decena de casos en toda España.

El Proyecto Pol está impulsado por Tony Molinos, ex jugador de fútbol americano en equipos como los Barcelona Howlers y L’Hospitalet Pioners,  a raíz del nacimiento de su hijo Pol, afectado por esta rara enfermedad.  A través del deporte, Tony y Pol han dado visibilidad a la Hiperglicinemia no cetósica participando juntos en carreras atléticas, duatlones y triatlones,  recaudando fondos para su investigación.

practicodeporte@efe.com