PracticoDeporteRedacción

La selección española masculina de hockey no ha tenido este sábado prácticamente ninguna opción ante una espectacular Bélgica, que en su casa de Amberes se ha proclamado campeona de Europa al vencer por un abultado 5-0, aunque a los Redsticks les queda el consuelo de una valiosa plata y su gran nivel en el torneo.

Para el hockey español todavía queda campeonato, ya que mañana domingo peleará por el bronce la selección femenina, que tras perder ayer viernes ante Alemania en el último minuto (2-3) podrá resarcirse frente a Inglaterra.

Los diablos rojos dominaron hoy de forma clara a los hombres de Fred Soyez para endosarles un contundente 5-0, que curiosamente supone para los belgas su primer título continental y que completa el oro mundial para erigirse en la mejor selección del momento.

Desde el comienzo, los anfitriones sitiaron la meta de Quico Cortés y transcurridos diez minutos los goles belgas cayeron uno tras otro.

Abrió la cuenta John John Dohmel y le siguieron Florent Van Aubel, Tom Boon, Emmanuel Strocboekx y la puntilla de Alexander Hendrickx. La misma victoria que les infligieron a los españoles en su debut.

Sabor agridulce para los hispanos, que si bien han vuelto a ganar una medalla internacional once años después en su quinta final continental ni siquiera pudieron marcar y ahora tendrán que buscar la plaza para Tokio 2020 en uno de los preolímpicos.

Partidazo en semis ante Holanda

La derrota de hoy no debe esconder la proeza del jueves cuando los Redsticks se clasificaron para la final tras ganar 4-3 a la doble campeona anterior Holanda con una gran demostración de juego.

La efectividad de los hombres de Fred Soyez fue letal para los 'oranje', ya que al principio de los tres cuartos los Redsticks convirtieron sendos penalti-córner, los dos primeros a cargo de Pau Quemada, que ya suma cinco goles en el torneo, y el tercero en el 34 de Pepe Romeu.

Para remachar el triunfo hispano, el cuarto llegó en una extraordinaria jugada por la izquierda de Xavi Lleonart cuyo centro fue culminado por Richi Sánchez.

Muy al contrario, los holandeses desperdiciaron hasta seis penalti-córner, uno de ellos rechazado por el poste y hasta tres por el casi infranqueable portero Quico Cortés.

Sin embargo, los últimos minutos fueron de sufrimiento. A siete del final abrió la cuenta holandesa Billy Bakker y a menos de dos anotó el segundo Jip Janssen, que marcó el tercero cuando justo se acababa el tiempo para regocijo del cuadro hispano que conseguía el sueño de esta en la final y asegurar una medalla doce años después.

Ni la condición de ganador de las dos últimas ediciones, ni la inmaculada trayectoria del conjunto holandés en la fase de grupos, con contundentes goleadas sobre Irlanda (5-1) y Escocia (6-0), nada intimidó a un equipo español, que fue creciendo partido a partido a lo largo de torneo.

La selección española se había asegurado el martes su presencia en las semifinales al empatar a dos con Inglaterra.

practicodeporte@efe.com