PracticoDeporteMadrid

Mireia Belmonte ya se ha estrenado en los Mundiales de Gwangju (Corea del Sur), disputando las series de los 200 estilos y los 400 metros estilo libre, y aunque no se ha podido meter en las respectivas finales, ha explicado que se ha "sentido bien compitiendo".

La nadadora badalonesa, que ha llegado corta de preparación a esta cita, sabía que el principio podía ser así, porque además estas no son sus mejores pruebas, ya que ella tiene muchas más opciones en los 200 metros mariposa, su competición fetiche y en la que es actual campeona olímpica y mundial, y las pruebas largas de estilo libre, los 800 y los 1.500 metros estilo libre.

Este lunes debuta en esos 1.500 metros donde parte con mejores expectativas, aunque va novena en el ránking. "Mañana será un día duro para todas", ha dicho la badalonesa, que sabe que tendrá que "dar un buen nivel" para poder estar en la final peleando por los metales.

Récord del mundo de Adam Peaty

Mireia ha sido la única española en competir en un primer día que ha estado marcado por el récord del mundo de Adam Peaty en los 100 metros braza (56.88) y por la inesperada derrota de Katie Ledecky en los 400 metros estilo libre. La australiana Titmus le ha ganado con cierta autoridad, aguantando su ritmo infernal antes de asestar su gran golpe en el último largo.

Sarah Sjöstrom también sumó su primer oro y Katinka Hosszu demostró estar en plena forma en las semifinales de los 200 estilos. Además, el chino Sun Yang ganó en los 400 libre masculinos.

Esta próxima jornada será intensa para la delegación española, con la presencia de Belmonte en esos 1.500, de África Zamorano (100 espalda), Hugo González (100 espalda) y Jessica Vall (100 braza).

Practicodeporte@efe.com