PracticoDeporteMadrid

El tenista español Carlos Gimeno no ha podido tomar el testigo de Alejandro Davidovich hace dos años y ha caído en la final júnior de Wimbledon después de un partido en el que el japonés Shintaro Mochizuki haya sido bastante superior.

Venía Gimeno de una semana de tenis formidable, una de las mejores de su vida, con remontadas al límite, con exhibiciones en la pista y andaba confiado de poder ganar esta final y conseguir la victoria más importante de su trayectoria profesional hasta la fecha, sin embargo, la hierba de Wimbledon no hace prisioneros y este domingo se ha cebado con el jugador español, que no ha sido capaz de encontrar respuestas.

Derrota contundente

Ha perdido por 6-3 y 6-2 en un encuentro dominado con autoridad por el tenista nipón, mucho más firme que Carlos Gimeno desde el primer minuto.

El hecho de ir por detrás siempre en el marcador fue resquebrajando la confianza del nacional, que se fue desesperando al tiempo que pasaban los minutos y veía como el partido se le escapaba de su control.

Mucho más especialista Mochizuki, demostró un gran nivel en la red y con un número de winners que casi triplicaba los números de Gimeno, poco hubo que hacer más allá de pelear y resignarse al más que conocido final. El español no pudo darle la vuelta al encuentro y se tiene que conformar con ser subcampeón de Wimbledon.

En cualquier caso, su torneo es formidable, se va de Londres con el sobresaliente y debe convertir estas sensaciones encontradas en algo más que un premio, en un paso adelante definitivo en su carrera. Que sea un punto de inflexión sobre el que construir un gran futuro.

Practicodeporte@efe.com