PracticoDeporteRedacción

Carolina Marín ha alcanzado este viernes las semifinales del Máster de Indonesia de bádminton, tras superar a la surcoreana An Se-Young por 21-17 y 21-6 en una gran demostración de juego de la española.

De esta forma, Marín se vengó de la joven promesa surcoreana de 17 años que el pasado octubre se impuso a la onubense en la final del Abierto de París por 16-21, 21-18 y 21-5.

"No quería pensar que había perdido el último partido contra ella (Se-young), hoy era un nuevo partido, es una chica joven, con mucho talento, va a ser muy buena, es complicada y tenía que tener toda la concentración en la estrategia que he preparado con mi entrenador", declaró a EFE tras su victoria.

La jugadora onubense se enfrentará mañana en semifinales a la ganadora del partido entre la estadounidense Beiwen Zhang y la china He Bing Jiao, número 15 y 7 del mundo, respectivamente.

Marín comenzó arrollando

La clave del partido, que duró 46 minutos, fue el comienzo de ambos sets en los que la vigente campeona olímpica pudo abrir hueco en el marcador y mantenerse por delante de su rival. Así, empezó arrollando por 8-0 y la surcoreana tardó en encontrar la manera de contraatacar, pero cuando lo hizo demostró su situación de número nueve del mundo, justo uno poer delante de su rival de hoy.

Young se colocó 18-17, pero entonces Marín tiró de experiencia y sin titubeos cerró el set con un buen punto ajustado a la raya por 21-17.

En el segundo set, el empuje y experiencia de la volantista andaluza, apoyada por un público indonesio que la arropa en cada partido, volvió a marcar distancias entre las jugadoras con un parcial de 10-2 del que no pudo reponerse la asiática ante el despliegue de golpes ganadores de su rival (21-6).

Además de la mencionada final del Abierto de Francia que ganó a Marín, la joven surcoreana ya ha ganado dos torneos este año en Akita (Japón) y Auckland (Nueva Zelanda), y sitúa el parcial de victorias entre ambas en 2-1 a favor la española.

Para llegar a cuartos, Marín venció a la japonesa Nozomi Okuhara, cuarta del mundo, por 21-13 y 21-15. Asimismo, en primera ronda doblegó a la tailandesa Nitchaon Jindapo por el mismo 21-13 y 21-15.

El pasado año, Marín se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla durante precisamente este torneo de Yakarta, donde el bádminton es un deporte de masas y Carolina es una de las jugadoras favoritas del público. Sin embargo, ese recuerdo no la está impidiendo desplegar su mejor juego.

"Es verdad que el primer partido, el primer día, revives un poco dentro de ti la sensación de la situación que pasó hace un año, he aprendido mucho de eso, pero miedo no tengo, es bueno para superarme de nuevo a mi misma", declaró la onubense.

La progresión de la vigente campeona olímpica y ha sido espectacular desde su reaparición en septiembre del pasado año Ha sumado tres títulos como son el Open de China, el Syed Modi International en la India y los Internacionales de Italia en Milán, además de otra final, el Open de Francia, y una semifinal, el Open de Dinamarca.

practicodeporte@efe.com