PracticoDeporteRedacción

Carolina Marín debutó en este nuevo año 2020, a lo grande, con una victoria clara, ante la japonesa Akane Yamaguchi, número tres del mundo, en la primera ronda del Máster de Malasia de bádminton, que certifica que inicia la temporada en plenitud de forma y, si es posible, con más ganas que nunca en un año, en el que tiene fijado su objetivo en los Juegos de Tokio 2020.

Y es que la jugadora española, ya en el top 10 mundial, apabulló a su rival desde el inicio, con un 4-0 que dejó claro cómo empezaba el año la onubense, en una primera manga que no tuvo más historia, con 11-3 en su ecuador, para el definitivo 21-4. Una diferencia que se mantuvo al inicio del segundo set, en el que Marín llegó a tener un 9-3 favorable, momento en el que la nipona dio un vuelco a su juego, sumando seis puntos consecutivos (9-9).

Mayor igualdad

Yamaguchi fue otra. Se acercó más a su nivel, mientras que Carolina se vio algo desbordada ante la reacción de su rival. Poco a poco el juego se aproximó ya más a la igualdad que se esperaba al inicio, entre dos jugadores que hasta este miércoles se habían enfrentado en diez ocasiones, con reparto de triunfos.

No obstante, no fue fácil para la española recuperar, que llegó a ir por detrás en el marcador (12-14), aunque la consistencia de su juego, siempre es un arma para la de Huelva, que recuperó confianza para volver a liderar el partido (18-15), aunque la japonesa volvió a reponerse, igualó a 18, incluso se puso por delante (20-21) con una opción de ganar la manga, que solventó la española para cerrar el partido por 24-22.

Este jueves Marín, finalista el pasado año, tendrá que afrontar un nuevo compromiso, ya en los octavos de final del torneo malasio, ante la china Cai Yan Yan, 23 del mundo, que venció en la primera ronda a la indonesia Fitriani Fitriani, con la que se enfrentó por última vez en el pasado Open de Francia, con victoria de la andaluza, en tres sets, por 21-8, 22-24 y 21-15.

La volantista onubense llegó a la final el año pasado en este torneo de Kuala Lumpur que perdió ante la tailandesa Ratchanok Intanon por 21-9 y 22-20. Después del torneo de Malasia, Marín tiene otro importante compromiso en enero en Indonesia, de mal recuerdo porque fue allí donde sufrió la grave lesión en la rodilla derecha que la mantuvo más de siete meses fuera de la competición.

practicodeporte@efe.com