PracticoDeporteRedacción

En un partido monumental, la española Carolina Marín ha avanzado hasta las semifinales del Abierto de China después de haber remontado a la jugadora local Bingjiao He (11-21, 21-14 y 21-15).

Esta ha sido una gran victoria, la más importante desde que volvió de su lesión por el hecho de haberse visto superada durante todo el primer parcial y sin embargo, a partir de ese momento, la onubense fue capaz de sobreponerse y sacar adelante un triunfo colosal que la coloca en la penúltima ronda del torneo.

Lo más importante para Marín no es simplemente haber ganado, sino cómo lo ha hecho; en un partido trepidante, jugado de tú a tú entre dos de las mejores del mundo, pues no hay que olvidar que la jugadora china es ahora mismo séptima del mundo, mientras que la deportista andaluza ahora marcha en vigésima cuarta posición, aunque es algo irreal, algo que ya se está encargando de demostrar ella misma en este torneo.

Sólida Carolina Marín

Aunque el segundo y el tercer set, los dos ganados por Carolina, tienen resultados meridianamente claros, realmente no fue tan así, especialmente el 21-14, que se mantuvo muy igualado hasta mitad del parcial, cuando un parcial de Marín lo inclinó de su lado.

El tercero sí fue ya diferente, con la española lanzada, llena de confianza y la jugadora china sin encontrar soluciones. Ahí se marchó de salida la campeona olímpica y aunque Bingjiao He intentó recuperar y darle la vuelta, nunca terminó por volver a entrar en el encuentro.

En su siguiente partido, en semifinales, se enfrentará a la japonesa Takahashi, décimo sexta jugadora mundial, y que también ha sobrevivido a una gran batalla frente a la tailandesa Intanon en esta ronda de cuartos. Ambas buscarán la final en un partido que tendrá lugar esta próxima madrugada, a eso de las cuatro de la mañana.

Practicodeporte@efe.com