PracticoDeporteMadrid

Carolina Marín no estará en la final del Open de Dinamarca de bádminton, que se disputa en el Odense Sportspark, tras perder en semifinales ante la japonesa Nozomi Okuhara, por 1-2.

A diferencia de lo que ocurrió en el partido de cuartos de final, ante An Se Young, donde la onubense fue de menos a más, tras perder el primer set, en esta semifinal, empezó mucho mejor para anotarse la primera manga, por 21-18.

Todo cambió en la segunda manga, donde Okuhara reaccionó y dominó de forma clara desde el inicio. Fue muy raro vera a una Marín ir por detrás en un set con tanta diferencia (9-17), pero la número cuatro del mundo mostró su mejor juego e impidió que la española mantuviera el nivel del inicio.

Al final la manga se saldó con un 21-12 y dejó todo para el set final, en el que tampoco comenzó bien Carolina, quien se encontró pronto con un 1-3. Y aunque la española igualó (3-3), poco a poco la japonesa fue poniendo diferencias en el marcador (5-9), producto del buen juego de la asiática y lo que pareció un bajón físico de la andaluza, tras el duro partido de la jornada anterior y de su temporada atípica tras la lesión.

Pero nunca hay que dejar de confiar de Carolina, quien sumó cuatro puntos consecutivos para igualar (13-13) y volver a meterse en el partido. Pero fue en balde, puesto que Okuhara sumó cinco puntos seguidos para situarse en la recta final del partido con un 13-18, renta suficiente para hacerse con el triunfo por 21-16.

Gran torneo

El torneo empezó para la española con victoria en su primer partido ante la tailandesa Pornpawee Chochuwong por 21-16 y 21-19 en 40 minutos. Luego vino el triunfo en los octavos de final sobre la hongkonesa Ngan Cheung por 22-20 y 29-27 en casi una hora de juego.

En cuartos de final, tuvo una dura lucha con la surcoreana An Se Young, a la que doblegó en tres duros sets, por 18-21, 21-19 y 21-18.

practicodeporte@efe.com