PracticoDeporteRedacción

Carolina Marín ya ha debutado en el segundo Open de Tailandia y lo ha hecho de la misma manera que terminó el primero, ganando y demostrando estar en plena forma. En este primer partido se las ha visto con la francesa Xuefei Qi, a quien ha superado con notable superioridad por 21-9 y 21-11.

Caprichos del destino, la onubense ya se las vio en su primer partido la semana pasada ante esta misma jugadora, a la que entonces ya superó también con holgura, algo que ha repetido siete días después y con un título más en su extenso palmarés.

Poco más de media hora ha necesitado la actual campeona olímpica para certificar su pase a los octavos de final después de un partido en el que ha dominado desde todos los aspectos del juego y en el que ha vuelto a mostrar una gran agresividad, buscando constantemente puntos cortos.

Un segundo set intenso

En el primer set la victoria se ha forjado en los primeros compases, puesto que Carolina se marchaba en el marcador muy pronto (5-1 de salida), mientras que en el segundo ha tenido que esperar a la segunda parte del set para escaparse porque durante los primeros momentos, la jugadora española iba a cometer algunos errores no forzados que han permitido maquillar el resultado a Qi, sin ninguna opción real ni de llevarse ese parcial ni el partido.

Después del 11-11, Marín se escapaba mínimamente hasta esa victoria final que terminaba consiguiendo por 21-9 y 21-18, a pesar de que la deportista gala no se iba a rendir e iba a pelear por esa segunda manga hasta el inevitable desenlace.

En esa ronda de octavos de final, donde será la única representante de un bádminton español que se ha quedado sin Luis Enrique Peñalver a las primeras de cambio, Carolina Marín se las verá ante una jugadora danesa cuyo nombre saldrá del duelo que este mismo miércoles protagonizarán Line Hojmark Kjaersfeldt y Mia Blichfeldt, que viene de jugar semifinales la pasada semana.

Practicodeporte@efe.com