PracticoDeporteRedacción

La española Carolina Marín se ha clasificado para las semifinales del Open de Dinamarca de bádminton, que se disputa en el Odense Sportspark, tras imponerse a la surcoreana An Se Young, en tres sets, por 18-21, 21-19 y 21-18, en un partido muy igualado y emocionante, en el que supo remontar ante una de las jugadoras más prometedoras del circuito.

Marín salió muy concentrada al partido y puso pronto distancias en el marcador, entre cuatro y cinco puntos (7-11), aunque la surcoreana nunca dejó de intentarlo. De hecho, un par de errores de Marín permitió que Se Young volverse a meter en el set, no sólo para igualar (17-17) sino para ponerse por delante y hacerse con la manga por 18-21, tras un parcial de 1-7.

La onubense pareció recuperar las buenas sensaciones al inicio del segundo sets, dominando el marcador con un 5-2, aunque de nuevo vio como la joven Se Young, de 17 años, le remontó (5-7). A partir de ahí se vio el mejor juego, Carolina puso todo, sumó cuatro puntos consecutivos (9-7), aunque se encontró con una surcoreana que respondió a casi todo.

Gran igualdad

Fueron momentos de gran emoción, con las dos jugadoras a pleno rendimiento, aunque los errores fueron minando el juego de Marín, quien llegó al ecuador de la manga con dos puntos por debajo (9-11). A partir de ahí, la española intentó arriesgar menos, los puntos duraron más en busca del error de la rival, algo que se repartieron en esa fase del encuentro, con no más de uno o dos puntos a favor de la asiática (16-17).

La recta final del segundo parcial se convirtió en un juego de desgaste entre una y otra. Y ahí Marín tiró de clase y experiencia para doblegar a la prometedora Se Young en el segundo set, por 21-19.

Tal y como acabó la segunda manga, empezó la andaluza la tercera, dominando y no dejando respirar a su rival, que en más de una ocasión acabó el punto en el suelo, ante los cambios de ritmo y de dirección por parte de Carolina, quien se situó con un 4-1 inicial. Pero, Se Young volvió a mostrarse como una roca, sacó energía de donde pareció que ya no había, y sumó un parcial de 2-7 (6-8).

La dureza del partido empezó a pasar factura a la española que se vio superada por la surcoreana (9-13). Carolina no perdió la cara al partido y siguió intentando acabar con la fortaleza de esta gran promesa del circuito mundial de bádminton, instalada en el puesto 19 del ranking, reaccionando y pasando de una desventaja de cuatro puntos (10-14) a ponerse por delante (15-14).

De nuevo, sobre la pista estuvo esa Carolina Marín extraordinaria que se hizo con un partido que tuvo muy complicado, en un final emocionantísimo, por 21-18, tras un gran despliegue de energía y preparación física.

Dos victorias

Anteriormente, Carolina Marín superó en los octavos de final a la hongkonesa Ngan Cheung por 22-20 y 29-27 en casi una hora de juego, mientras que en su primer partido dio cuenta de la tailandesa Pornpawee Chochuwong por 21-16 y 21-19 en 40 minutos.

Lo que está claro, aparte de victorias o derrotas, es que la onubense va recuperando sus mejores sensaciones, en la misma línea demostrada en el Open de China, donde se hizo con el título tras derrotar en la final a la taiwanesa Tzu Ying Tai, número 4 del mundo, por 14-21, 21-17 y 21-18

practicodeporte@efe.com