PracticoDeporteMadrid

La waterpolista internacional española Maica García proclama que su sueño es lograr la medalla de oro olímpica que le falta y poder disfrutarlo con todas sus compañeras el año próximo en capital japonesa.

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ha sido “un momento duro”, pero cree “que es lo más responsable y más aceptable después de lo que estamos viviendo”. Algo que ayuda a prevalecer la salud mundial y el deporte “queda en un segundo plano”, comenta en una entrevista al Comite Olímpico Español (COE).

Por eso, para el momento de la celebración la waterpolista de Sabadell espera llegar al 2020 y alcanzar esa medalla de oro olímpica que le falta y que supondría un sueño para ella.

“Es bastante claro, yo soy de ideas claras que es con lo que sueño casi cada noche y ojalá llegue ese momento y poder vivirlo con todas mis compañeras”, admite.

"Vivimos el deporte a flor de piel"

“Todos los deportistas entrenamos y vivimos el deporte a flor de piel, era simplemente envidia de poder volver a competir, que es cuando todos demostramos en qué momento estamos”, afirmaba García tras ser preguntada por sus palabras al conocer que el fútbol volvía a la acción.

Una acción que como para todos no ha sido sencilla y se ha visto interrumpida durante meses por una situación sin precedentes. Para la boya del equipo español ha supuesto “mucho trabajo en casa tanto psicológico como físico”.

Después de ello, “hemos vuelto al agua y la verdad que muy felices y con muchísimas ganas de volver a competir”, admitía. Durante el confinamiento, Maica aprovechó para operarse de la mano y quitarse el metal del año pasado, de la cual ya ha comenzado su recuperación para estar al 100%.

Maica ha vuelto a pisar la piscina, ha vuelto a tener contacto con el agua. Ese primer día “había muchísimos nervios de ver cómo nos sentíamos”, y la sensación de “flotar”, “muy extraña después de tantísimos años sin llevar tanto tiempo” alejada de lo que para ella casi es su hábitat.

practicodeporte@efe.com