PracticoDeporteMadrid

El exseleccionador español de fútbol Vicente del Bosque afirmó que "a un jugador hay que elegirlo por sus cualidades, pero también por su conducta, por su comportamiento, y a esto muchas veces no le dedicamos el tiempo necesario”, en un acto organizado por la Escuela Universitaria Real Madrid-Universidad Europea.

Durante su intervención, Del Bosque reflexionó sobre las dificultades de los clubes para captar talento y acerca de quién debe asumir esta decisión y qué criterios hay que seguir para acertar. Desde su punto de vista, “debe ser el club quien lo decida, no debemos dejarlo solamente en manos del entrenador del primer equipo".

"A un jugador hay que elegirlo por sus cualidades, pero también por su conducta, por su comportamiento, y a esto muchas veces no le dedicamos el tiempo necesario”, recalcó.

Asimismo, el que fuera seleccionador español durante 8 años y justo a una semana de que se conmemore una década del primer Mundial ganado por el fútbol español, habló durante la sesión de la importancia de tener en cuenta las dos caras del fútbol: “por un lado las relaciones humanas, el vestuario; y por otro, el campo, la estrategia deportiva”.

Acompañado por Manolo Sanchís, exjugador del Real Madrid y codirector en el Máster Universitario en Dirección de Entidades Deportivas, participaron de forma virtual en los “Encuentros con los Líderes de la Industria Deportiva: Una visión 360º” que finalizó con la celebración de la sesión virtual “La importancia de jugadores y entrenadores en la gestión deportiva”.

Durante la sesión también debatieron sobre el papel de los jugadores y del entrenador dentro y fuera del campo de fútbol, así como los cambios más relevantes en el sector hoy en día.

Sanchis, por su parte, hizo una comparativa de la esperanza de vida profesional del entrenador en diferentes países, teniendo en cuenta un “componente genético”: “los países latinos tienen esa “sangre caliente” y una de las consecuencias es ser más impulsivos. Los países nórdicos, los países de las islas británicas, tienen más tranquilidad y es más habitual encontrar entrenadores con carreras de 8, 10 o 12 años en la misma plantilla. En el sur de Europa es muy difícil llegar a contemplar esto, sencillamente por cómo somos. La ecuación en el mundo del fútbol es difícil, o cedes demasiado y al final los jugadores dejan de tener el rol que tienen o eres un entrenador con mucha mano dura e intransigente, en este caso serán los jugadores los que acabarán por no soportarte”, afirmó.

El riesgo de fichar jugadores muy jóvenes

Las problemáticas fuera y dentro del campo, el fundamento de las charlas motivacionales de la mano del entrenador o el riesgo que supone para los clubes fichar a talentos por debajo de los 15 años fueron otros asuntos tratados.

Sobre este último, Del Bosque señaló que “ahora se pagan cantidades altas, 50 millones por un talento de 17 años. Eso es un gran riesgo para el club y hay que estar muy seguro para hacerlo. Afortunadamente, al Real Madrid no le ha ido mal en esta política”.

En la misma línea, Sanchís afirmó que “hoy en día se da la situación en la que adolescentes con 13 o 14 años ya cuentan con un representante y eso hace que se muevan en un entorno muy diferente al que sería conveniente para el desarrollo natural de un niño de esa edad que juega al fútbol y disfruta de ello. Al final los padres empiezan a adquirir una actitud que para mí no es la más acertada, empiezan a ver al niño como un posible jugador y no como a un hijo que quiero que disfrute con el deporte”.

Asimismo, los estudiantes y profesores de Escuela Universitaria Real Madrid-Universidad Europea tuvieron la oportunidad de conocer el punto de vista de Del Bosque sobre la importancia de que jugadores, entrenador y resto del equipo actúen verdaderamente como tal: “tendríamos que tener la capacidad de admitir la derrota como parte del juego. No sólo es ganar y ganar, sino tener la mejor conducta. Lo más importante es convencerse de que todos somos un equipo y, como tal, debemos ser culpables juntos de una derrota, como también ser artífices de todo lo bueno que llegue. Al final un equipo gana y pierde, pero siempre lo hace en equipo”.

practicodeporte@efe.com