PracticoDeporteMadrid

Enmarcado en su proyecto social #EmpleoParaTodos, la Fundación Adecco organizó una jornada de sensibilización especial con la atleta paralímpica Desirée Vila, que participó en una experiencia deportiva junto a treinta profesionales entre directivos y mandos de la planta de Faurecia en Pamplona.

El ascenso a la Peña de Unzué sirvió de hilo conductor para compartir una experiencia de senderismo en la que la joven gallega demostró que la discapacidad no es un obstáculo para llegar a la cima. Lo verdaderamente importante es la actitud y valores personales como la motivación, resiliencia o espíritu de superación.

La iniciativa tuvo como objetivo sensibilizar y subrayar la importancia que cobra la diversidad en la empresa y, en particular, derribar prejuicios y estereotipos que siguen asociándose a la discapacidad en el imaginario social.

Para ello, Desirée Vila compartió su historia de superación, vivencias y aprendizajes para ver la discapacidad desde otra perspectiva y, sobre todo, asimilar que las crisis o acontecimientos traumáticos también pueden ser una oportunidad para crecer y ser más fuertes.

Peña de Unzué

En una segunda parte, 30 directivos y mandos de Tecnoconfort, y la propia Desirée Vila, de la Fundación Adecco subieron la Peña de Unzué, una montaña de 990 metros.

El ascenso simbolizó el camino hacia la inclusión de las personas con discapacidad desde las capacidades individuales, trabajo en equipo, respeto y búsqueda de un fin común: coronar la cima de la inclusión.

"Siempre digo que todas las personas tenemos súper capacidades y discapacidades. Es importante conocer cuáles son tus límites, pero más aún centrarte en todo lo que sí puedes hacer. Si algo he aprendido en estos años es a buscar la parte positiva y ver oportunidad en el cambio" aseguró Desirée Vila.

La planta de Faurecia en Pamplona viene desarrollando un plan de sensibilización por la inclusión y la diversidad desde hace ocho años con la Fundación Adecco. Desarrolla de manera periódica actividades con sus empleados que facilitan el acercamiento a estos conceptos de responsabilidad social y promociona la integración como una vía de oportunidad para el desarrollo de los equipos.

"Los participantes trasladan que ésta es una de las mejores vías para la reflexión, el intercambio de puntos de vista y, sobre todo, para el desarrollo de un concepto tan necesario en el entorno empresarial y también en el personal como es la resiliencia. Desiree es un ejemplo puro y transparente de resiliencia", declaró Rebeka Turumbay, responsable de Derechos Humanos.

Apuesta por la diversidad

Ante la emergencia sanitaria, económica y social derivada de la COVID-19, se prevé que la exclusión social se eleve en España y afecte al 31% de la población, alrededor de 14,5 millones de personas, seis millones más que antes de la pandemia, según el informe Discapacidad y relaciones sociales” de la Fundación Adecco.

Las personas con discapacidad son uno de los segmentos más vulnerables y expuestos a la exclusión, registrando valores mucho más elevados en los índices de pobreza y exclusión con respecto al resto de la población, De hecho, ya antes del estado de alarma su índice de pobreza alcanzaba el 31,3%.

Premio EWoman

Precisamente, la atleta de Gondomar (Pontevedra) ha recibido el premio eWoman al mérito deportivo de LaLiga.

"Mi objetivo es poder ser ejemplo para las personas que no son capaces de aceptar sus diferencias o que se hunden en situaciones difíciles y ser parte de un movimiento hacia la inclusión y la aceptación social", ha comentado.

practicodeporte@efe.com