PracticoDeporteMadrid

El Lexus Alcobendas Rugby repitió el título conquistado el año pasado en la Copa del Rey, al imponerse al Silverstorm El Salvador, por 18-24, en partido disputado en el complejo San Amaro de Burgos, y donde ha destacado el apertura madrileño Javi López, autor de todos los puntos de su equipo.

Un López que volvía al equipo con el que se formó en su cantera como gran promesa del rugby nacional tras su paso por el Ciencias Rugby Sevilla, y pronto se vio que iba a ser su día. Y es que salió mejor el equipo madrileño, que pronto se puso por delante gracias a un golpe de castigo que acertó Javi López, cuando tan sólo se llevaban tres minutos.

Poco a poco el juego se fue igualando, en gran parte por la tarjeta amarilla que vio Luciano Molina y que dejó al Alcobendas con uno menos. No obstante, Javi López dispuso de una ocasión clara de sumar tres puntos más, con un golpe franco en el que no acertó.

Mejor los madrileños

Ya con el equipo completo, la presión del Alcobendas maniataba al quince pucelano, incapaz de acercarse a la línea de veintidós madrileña. Fruto de ese dominio, llegó el segundo golpe acertado por López para Alcobendas. En esta ocasión, bastante asequible, al estar el óvalo dentro de la línea de veintidós y casi recto a los tres palos.

La efectividad de Javi López prosiguió antes del descanso, con un tercer acierto que supuso ya una ventaja de 0-9 para el equipo alcobeño. No obstante, el SilverStorm El Salvador dio señales en ataque, al transformar Christian Rust un golpe de castigo que tuvo pronto respuesta por parte de López para dejar el 3-12 al descanso.

Un parón que pareció que poco alternaba el partido, puesto que en la reanudación volvió a verse como Javi Díaz sumaba su quinto acierto que agrandaba las distancias (3-15). Pero todo cambió, cuando el Chami consiguió el primer ensayo del partido, obra de Rust quien también acertó para reducir las diferencias (10-18).

Fue unos segundos cuarenta minutos ya muy distintos, donde ninguno de los equipos se dejó nada, en busca de anotar.El Chami cambió mucho de su mala imagen del primer periodo, mientras que Alcobendas volvió a encomendarse al acierto de Javi López para consolidar su ventaja con otro golpe de castigo (10-21), aunque la potencia en ataque de El Salvador se dejó notar con un segundo ensayo, obra del sudafricano Martin Du Toit, para poner el 15-21.

Reacción

A partir de ahí, el equipo castellano-leonés tomó definitivamente el mando del partido en busca de dar la vuelta al resultado. Disfrutó de varias fases en ataque con opciones de remontar, aunque los madrileño apretaron en defensa. Precisamente en una jugada de físico, obtuvieron un golpe de castigo que Rust no falló para ponerse a tan sólo tres puntos (18-21) a falta de poco más de diez minutos para el final.

El Salvador tuvo el empate en un golpe de castigo que pegó en el palo, a falta de siete minutos para el final.Una muestra de la tensión y emoción que se vivieron en los últimos minutos, donde la victoria pudo acabar en cualquiera de los dos bandos.

Al final, el Alcobendas sumó su segundo título de copa, tras un nuevo golpe de castigo del gran protagonista, Javi López, autor de todos los puntos de su equipo, en un partido que se recordará por las dificultades para su disputa, pero también por el espectáculo que se disfrutó y por demostrar que el rugby es posible ante esta pandemia.

Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas del covid-19 y por el reciente fallecimiento de Antonio Martín, ex internacional, ex directivo de la Federación Española de Rugby y gran impulsor del Torrelodones Rugby.

practicodeporte@efe.com