PracticoDeporteRedacción

La delegación española no deja de subir al piodio en Dubái, donde la velocista gallega Adiaratou Iglesias se colgó la medalla de plata en los 200 metros categoría T12 y el valenciano Iván Cano, el bronce en salto de longitud de la clase T13 para deportistas con discapacidad visual, en la sexta jornada del Mundial de atletismo paralímpico.

Iglesias , que ya había ganado la medalla de plata en los 100 metros lisos, se colgó el mismo metal solo veinticuatro horas después en los 200 metros de la categoría T12 de atletas con deficiencia visual.

Adi volvió a sucumbir ante la cubana Omara Durand, que con un tiempo de 23.57 se llevó el oro superando a la española, que registró en meta 24.31, su mejor marca personal y récord de España.?

?Por su parte, Iván Cano batió su mejor marca personal con un salto de 7.04 metros, tan sólo superado por el norteamericano Isaac Jean-Paul, que se llevó la plata con 7.18, y el uzbeco Bekjon Chevarov, que se proclamó campeón con 7.23.

La emoción estuvo servida hasta el quinto salto, puesto que el español voló por encima de los siete metros y se colocó primero. Fue entonces cuando sus principales rivales, con toda la presión, decidieron acabar con las ilusiones de Iván Cano.

Menos suerte tuvo la madrileña Sara Andrés, que en la jornada matinal, pese a batir el récord del mundo de su categoría T62 para dobles amputados, fue descalificada, aunque la organización la permitió correr la final tras una reclamación del equipo español.?

En la final, Sara Andrés finalizó quinta con un tiempo de 13.17, a trece centésimas del bronce, lo que supone un buen resultado al competir con deportistas que solo tienen una pierna amputada.

Seis medallas

La plata y el bronce de este martes suponen la sexta medalla de España en el Mundial de Dubái tras las platas de la saltadora catalana Meritxell Playà en longitud clase T11, del valenciano Kim López en lanzamiento de peso F12, ambos discapacitados visuales, y también la de la Adiaratou Iglesias en los 100 metros lisos T12. El extremeño José María Pampano ganó el bronce en los 800 metros de la clase T36 para deportistas con parálisis cerebral.

Además, Iván Cano asegura también su plaza en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. De esta forma ya tienen asegurado su billete a la ciudad japonesa los cinco medallistas más la velocista Melany Berges junto a su guía Jaime del Río en 400 metros y la saltadora Sara Martínez.

La selección española de atletismo paralímpico ha acudido a este Mundial de Dubái con 45 deportistas y con el objetivo de superar las once medallas del último Mundial en Londres 2017 y lograr la mayor cantidad de plazas para los Juegos de Tokio 2020.

practicodeporte@efe.com