PracticoDeporteRedacción

Este domingo arranca el Rally Dakar 2020, una edición totalmente novedosa porque estrena escenario, Arabia Saudí, y que tendrá a un protagonista nuevo de excepción, el asturiano Fernando Alonso, que está centrando muchos focos en las horas previas al comienzo de la carrera.

Además, otra de las particularidades de la prueba este año, que se celebra del 5 al 17 de enero, es que no se revela parte del recorrido hasta minutos antes de la salida, lo que convertirá al Dakar 2020 en una carrera más imprevisible y donde podrá pasar cualquier cosa en cualquier momento.

Lo que está claro es que los 540 participantes que arrancan la carrera, tendrán que sufrir y disfrutar de una carrera especial, que tendrá las siguientes claves:

Las diez claves

NUEVO PAÍS, NUEVO CONTINENTE. Los pilotos acuden a un territorio desconocido. Nunca han competido antes en Arabia Saudí, que recibirá por primera vez el Dakar, después de 30 años en África y otros 11 en Sudamérica. Es el trigésimo país por el que pasa el rally y el primero de Oriente Medio y Asia.

MÁS KILÓMETROS. Por segunda vez el Dakar se circunscribe a un solo país. El año pasado fue únicamente en Perú, pero tras esa edición atípica por su corta duración (10 etapas y 5.000 kilómetros), el rally recupera sus longitud habitual (12 etapas y casi 8.000 kilómetros), como cuando la ruta cruzaba varios países.

EL DEBUT DE ALONSO. La mayor atracción de este Dakar no es tanto el nuevo país que lo acoge sino el debut del español Fernando Alonso, que será el primer campeón de la Fórmula 1 en disputar el rally más duro del mundo. Lo hará además al volante del Toyota Hilux, coche que ganó el raid el año pasado con Nasser Al Attiyah.

TOYOTA SUBE LA APUESTA. Con Alonso en el rally, el equipo oficial de Toyota sube su apuesta este año con cuatro coches en carrera, mientras que los buggy de Mini, a priori su principal competencia, donde está Carlos Sainz, han reducido su número de tres a dos representantes. Así, la marca japonesa es la gran favorita para revalidar el título.

RUTA BAJO SECRETO. Este año los pilotos no recibirán la hoja de ruta hasta pocos minutos antes de partir en seis de las doce etapas. Hasta ahora ese documento con las indicaciones de la ruta se entregaba la noche anterior y los grandes equipos sacaban ventaja con los "mapman", especialistas que revisaban para dar indicaciones adicionales al copiloto.

MÁS RESISTENCIA. Este Dakar será doblemente exigente para la mecánica de las motos y los quads. Como ya es habitual habrá un etapa maratón donde ningún vehículo podrá ser reparado por sus mecánicos. Solo por los pilotos. Además, motos y quads tendrán otro día similar con solo 10 minutos para el trabajo de los mecánicos.

EL REINADO DE KTM. La marca austríaca de motos lleva 18 años consecutivos ganando el Dakar a pesar de que la competencia es cada vez más dura. Para romper esa hegemonía, Honda confiará nuevamente en Joan Barreda y Kevin Benavides y Yamaha en Adrien Van Beveren, pilotos a los que no tuvieron la suerte de cara en las últimas ediciones.

LA VUELTA DE CASALE. Los quad, la categoría del Dakar que más éxitos ha traído a Sudamérica, tiene a un campeón de vuelta, el chileno Ignacio Casale, ganador de las ediciones de 2014 y 2018, que regresa a su especialidad tras haber probado suerte sin éxito el año pasado en los UTV (buggy ligeros).

LOS UTV EN AUGE. Los UTV, la categoría más nueva del Dakar, siguen en pleno crecimiento. Este año serán más de las 30 unidades del año pasado, frente a las 11 de 2018. La competencia también aumenta. Al chileno 'Chaleco' López le tocará defender título frente al francés Cyril Despres, al brasileño Reinaldo Varela, al español Gerard Farrés y al estadounidense Casey Currie.

TODOS CONTRA KAMAZ. En camiones el objetivo será acabar con la supremacía del equipo ruso de Kamaz, ganador de 16 de las últimas 23 ediciones del Dakar, y especialmente de Eduard Nikolaev, cuatro veces campeón. Al frente estarán los camiones Iveco sin su jefe de filas, el holandés Gerard De Rooy.

Practicodeporte@efe.com