PracticoDeporteMadrid

La actividad física presenta numerosos beneficios mundialmente conocidos, pero cobra especial importancia de cara al invierno gracias a su papel clave en el fortalecimiento del sistema inmunológico.

En el actual contexto sanitario, tener unas defensas fuertes se antoja clave. El deporte no solo ayuda a combatir mejor la COVID19, sino que también protege ante el resto de enfermedades propias de los meses más fríos. Además, la situación de los últimos tiempos ha generado un incremento del estrés y la depresión, ha reducido la actividad física para muchos y ha acarreado aumentos de peso.

Para combatirlo, la cadena de gimnasios Distrito Estudio recomienda diferentes disciplinas deportivas que fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a incrementar la cognición, el rendimiento académico y la función ejecutiva. Desde estos centros asegura que "muchos atletas" suelen ir después de su jornada de trabajo o estudio porque "les recarga de energía y les llena de motivación."

"Ese miedo que había en un principio a entrenar en centros deportivos ha disminuido. Las personas están dándose cuenta de que hacer deporte les ayuda a sentirse mejor, y si se toman las medidas de higiene necesarias no hay que temer el contagio en absoluto," afirma Alba Genís, responsable de marketing de Distrito Estudio.

Los entrenamientos recomendados

La cadena recomienda determinadas disciplinas para fortalecer el organismo. El bootcamp, por ejemplo, es un entrenamiento de alta intensidad practicado en todo el mundo. Se realizan actividades con peso corporal, pesos ligeros y altas repeticiones y ayuda a perder peso, tonificar músculos y aumentar la fuerza y la resistencia. Además, facilita la concentración, reduce el estrés y disminuye el riesgo de depresión.

Otra opción es el crossfit, que en los últimos años se ha convertido en la actividad por excelencia en los gimnasios. En ella se mezclan ejercicios metabólicos, halterofilia y gimnasia deportiva. Este deporte permite trabajar fuerza, resistencia, potencia, velocidad, flexibilidad... Numerosos beneficios para mantenerse en buena forma física y mental.

Por su parte, el yoga es famoso por sus beneficios físicos, pero sobre todo mentales y emocionales. A través de las posturas y la respiración, se combaten el estrés y la ansiedad, se mejora el sueño y aumentan el rendimiento y la atención. En el ámbito físico, sirve para tener huesos y músculos más fuertes, trabajar la flexibilidad, quemar calorías y aliviar dolores crónicos y posturales.

Por último, Distrito Estudio recomienda una actividad más desconocida. El D45 trabaja con el control postural, el core y la resistencia mediante ejercicios en suspensión combinados con circuitos HIIT. Desde la cadena aseguran que "no hay una mejor que otra," sino que lo importante es "elegir la actividad que mejor se adapte a nuestros gustos y estado físico actual y ser constante."

practicodeporte@efe.com