PracticoDeporteMadrid

La propagación del coronavirus COVID-19 en España ha terminado con la resistencia del deporte nacional, que en un principio optó por continuar sus competiciones sin público, pero que ha terminado por aplazar sin fecha los distintos acontecimientos.

Fútbol, baloncesto balonmano, voleibol, natación, tenis, bádminton, hockey... Cualquier competición prevista en las próximas dos semanas, al menos, ha sido ya cancelada, en una situación inédita y cuya reanudación, a pesar de que muchas competiciones han dado un plazo de quince días, nadie puede asegurar cuando se producirá.

Y además, la alarma por la multiplicación de los contagios, incluidos algunso en plantillas deportivas, está obligando a muchos clubes a suspender también los entrenamientos, lo que provocará además a dar un plazo a los equipos a prepararse antes de reiniciar las competiciones.

Encendido de la antorcha

Todo ello, en el día que precisamente se ha encendido la llama olímpica en Olimpia, en una muestra de que los Juegos de Tokio 2020 todavía siguen adelante, aunque cada vez son mayores las dudas de que se acabe celebrando en las fechas fijadas. Hay que tener en cuenta que ya son muchas pruebas de calificación olímpica las que se han suspendido, hecho que no ayuda precisamente al discurrir de la principal competición deportiva a nivel mundial.

En el panorama internacional no cambia mucho la situación. Tan sólo el ciclismo, con la París-Niza, quizá la última prueba que se dispute en los próximos meses, con la Volta de Cataluña en el aire; el bádminton con el All England Open, donde Carolina Marín busca su primer título del año, o sendos torneos de tenis de mesa, son algunos de los escasas competiciones que se disputan, a la espera de conocer si la Fórmula Uno inicia en Australia su temporada este fin de semana.

Ahora que espera a todos los españoles días de estar en casa y de salir lo imprescindibl,e en especial, en las zonas donde se están dando más casos de este virus, el deporte no podrá ser ese bálsamo para pasar unas horas entretenidas ante el televisor.

De aquí a las próximas semanas, posiblemente no se pueda celebrar ninguna competición deportiva con independencia del lugar donde se celebre, algo que nunca ocurrió y menos a falta de menos de cuatro meses para los Juegos de Tokio 2020.

 La primavera de 2020 será recordada por deportistas y aficionados como una época en la que faltó algo muy importante en sus vidas, como son las competiciones deportivas.

practicodeporte@efe.com