PracticoDeporteRedacción

La muerte de George Floyd a manos de un policía estadounidense ha levantado una ola de protestas en Estados Unidos a las que se han ido sumando en otros puntos del planeta y el deporte no ha dejado de lado este conflicto ya son numerosos equipos y deportistas quienes han levantado su voz contra este problema.

Las redes sociales se llenaron este martes de fotos negras para protestar contra el racismo bajo el hashtag #blackouttuesday.

Aunque ha sido en Estados Unidos donde más deportistas se han levantado, la realidad es que todo el mundo se ha unido para gritar contra este acto de racismo.

La NBA, muy crítica contra Trump

El presidente Donald Trump ha sido uno de los focos de las críticas. Realmente duro con él se ha mostrado el entrenador de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich, campeón de cinco Anillos de la NBA, acusándolo de carecer de "liderazgo", ser un "idiota trastornado", un "tonto" y un "destructor".

También Michael Jordan emitió un comunicado en el que afirmaba estar "realmente dolorido y totalmente enojado". También en la NBA, una de las grandes historias la protagonizaba recientemente el alero de los Boston Celtics Jaylen Brown, quien condujo durante 15 horas para sumarse a las protestas en Atlanta. Este acto, como otros, fue apoyado por el propio entrenador del equipo, Brad Stevens.

Los propietarios de equipos de la NBA como los Houston Rockets o los New York Knicks también hablaron de que estas protestas "hacen grande a Estados Unidos".

Nadal, Sainz y Rahm

También Rafa Nadal, una de las caras más visibles del deporte español, se sumó al movimiento publicando una foto totalmente negra y usando el hashtag mencionado anteriormente. Otro deportista español como Carlos Sainz condena "todo tipo de racismo e injusticia".

El golfista Jon Rahm, criado deportivamente en Estados Unidos citaba a Mandela "La gente debe aprender a odiar, y si aprenden a odiar, se les puede enseñar a amar, ya que el amor llega más naturalmente al corazón humano que su opuesto. Nelson Mandela"

El mundo del fútbol también ha puesto el grito en el cielo. Todos los jugadores del Liverpool posaron arrodillados en el centro del campo, que es otra de las formas de mostrar rechazo a esta situación.

Neymar escribió en su Instagram que "las vidas negras importan", mientras que el internacional español César Azpilicueta se refirió a todo esto de la siguiente manera. "Queremos usar nuestra posición para expresar que vivimos en un mundo donde tenemos que intentar mejorar para el futuro, un mundo mejor con más amor y sin odio", explicó Azpilicueta.

Otro de los que no se quedó callado fue el piloto de Fórmula Uno británico Lewis Hamilton, que se mostró "completamente sobrepasado por la rabia", así como el tenista Jo Wilfried Tsonga, quien recordó haber vivido también episodios de racismo durante su juventud y dijo que "apoyar a George (Floyd) no es sólo estar detrás de la comunidad negra americana, es mucho más que eso".

Frances Tiafoe, otro de los tenistas negros del circuito, publicaba un vídeo en la red social Instagram donde numerosos jugadores, entre ellos, Serena Williams, Gael Monfils, Jo-Wilfried Tsonga, Naomi Osaka o Coco Gauff, dicen "Basta", como reacción a la muerte del afroamericano de 40 años George Floyd en Minneapolis, el 25 de mayo.

World Athletics, la antigua IAAF, consideraba que "es inaceptable el hecho de que la igualdad no sea una realidad para muchos". Otro de los ejemplos lo ha dado el boxeador Floyd Mayweater, que correrá con los gastos funerarios de George Floyd.

Practicodeporte@efe.com