PracticoDeporteRedacción

El Open de Australia comenzó este martes, con la disputa de los partidos de la fase previa, y el protagonismo del humo y cenizas procedente de los fuegos que asolan este país desde hace semanas, y que contaminan el aire de la ciudad de Melbourne, de tal forma que obligó a retrasar el inicio de los partidos e incluso se han producido abandonos por problemas respiratorios.

De hecho, las autoridades de la ciudad han obligado a cerrar piscinas al aire libre, algunas playas, así como suspender las carreras de caballos.

Ante esta situación, la organización decidió a primera hora de la mañana, retrasar el inicio de los partidos, previsto a las 10:00 hora local, hasta las 11:00, mientras que los entrenamientos matutinos fueron suspendidos.

En un comunicado, se anunció que la decisión se toma “siempre está por delante la salud de los jugadores y de los seguidores”. Y es que Melbourne amaneció nuevamente, después de que el pasado lunes luciera de la misma manera, con una densa capa de humo que dificulta la respiración y la visibilidad, razón por la que el Buró de Meteorología de Victoria calificó como “peligrosa” la calidad del aire. 

Retirada de Jacupovic

Una vez se inicio la sesión, más de un jugador notó los efectos de la contaminación. La más perjudicada fue la serbia Dalila Jacupovic, que tuvo que retirarse en su partido ante la suiza Stefanie Voegele, cuando se había anotado el primer set (6-4), y servía con ventaja para igualar a seis juegos en el segundo.

En ese momento, tras 1 hora y 53 minutos de juego, la tenista empezó a mostrar su malestar y, tras recibir, asistencia médica, tuvo que abandonar la pista, con ayuda. Jacupovic ya había solicitado asistencia médica por los problemas respiratorios, durante el partido.

https://twitter.com/i/status/1217017815233978370

Además, otras tenistas, como la canadiense Eugenie Bouchard o la china Xiandi You, también se vieron afectadas por la pésima calidad del aire que registra Melbourne, informaron medios locales.

Además, en el torneo de exhibición de Kooyong Classic, un suburbio junto a Melbourne, se decidió parar el partido que enfrentaba a Maria Sharapova y Laura Siegemund, en el segundo set.

Reacciones de tenistas

La situación que atraviesa Australia y, en este caso, Melbourne también está provocando distintas reacciones de los jugadores, ante la preocupación ante un problema que parece que continuará en los próximos días, el cuadro final se iniciará el lunes, con doble jornada de día y noche.

Así el francés Gilles Simon se pregunta en las redes sociales por los expertos que certifican que la calidad del aires es suficiente, cuando hay médicos que "dicen que jugar a 45 grados en el Open de Australia no es peligroso" o árbitros que afirman que "la hierba mojada de Wimbledon, no es resbaladiza".

Por su parte, Elena Svitolina se plantea también en Twitter, por qué tenemos que esperar a que pase algo malo para hacer algo", con una infografía con la alta polución que existe en Melbourne.

practicodeporte@efe.com