PracticoDeporteRedacción

La fiesta del tenis no ha podido ser total este fin de semana que regresaba. El mal tiempo se ha interpuesto y la última jornada del 'Region of Valencia Tennis Challenge' se ha visto suspendido por la torrencial lluvia que ha caído sobre el municipio de Benitatxell, localidad que acogía este torneo de exhibición.

Apenas un juego después de que arrancara el encuentro entre el australiano Älex De Miñaur y el castellonense Roberto Bautista, que estaban jugando el partido decisivo por la victoria en el torneo, la lluvia hacía acto de presencia a lo grande, con una fuerte tormenta que se iba a prolongar durante buena parte de la tarde imposibilitando el regreso a la pista de los jugadores.

Así que se ha quedado a medias la fiesta del regreso del tenis profesional a España después de los tres meses de parón ocasionados por la expansión de la pandemia del coronavirus.

Tanto Roberto Bautista como De Miñaur habían mostrado un gran nivel en las dos primeras jornadas, habiéndose impuesto ambos tanto a Pablo Andújar como a Pablo Carreño. Los dos habían ganado esos duelos en dos sets consecutivos y, por tanto, este partido del domingo era como una especie de final entre ambos.

Una fuerte granizada

A las 13:30 horas, tal y como estaba previsto, comenzaban a cruzar golpes los dos deportistas, pero apenas un par de minutos después tenían que parar debido al granizo que empezó a caer con violencia.

La organización del evento intentó que se reanudara el partido primero a las 17:00 horas y más tarde a las 18:15, pero finalmente se tomó la decisión de suspender definitivamente la jornada por las malas condiciones en las que estaba la pista de tierra batida, totalmente anegada pese al trabajo que se realizó para intentar retomar este gran partido entre los dos primeros protagonistas que ha tenido el tenis en su vuelta a la competición en España.

La fiesta no ha podido ser completa y se ha quedado a medias, pero el deporte ha vuelto y esperemos que lo haga para quedarse.

Practicodeporte@efe.com