PracticoDeporteRedacción

Los organizadores del Maratón de Múnich (Alemania), previsto para el 11 de octubre, han establecido importantes protocolos de seguridad para su celebración con una reducción de la distancia y límite de participantes.

Lo más llamativo es que la habitual distancia del maratón de 42,195 kilómetros pasaría a reducirse hasta fijarse en 30 kilómetros.

La participación también se reduciría notablemente hasta los 12.600 dorsales, el límite máximo permitido en que cifran los organizadores la asistencia para garantizar el buen desarrollo del evento.

Para poder aplicar la normativa de seguridad habrá dos zonas de salida y esas salidas se darán salidas en tandas delimitadas de 300 personas cada diez minutos.

Plan de viabilidad presentado

A pesar de que la normativa en Alemania impide la celebración de pruebas de más de cinco mil corredores, los organizadores de esta carrera, igual que los del Maratón de Hamburgo (14.000 inscritos), se acogen a las excepciones previstas por las autoridades y se mantienen a la espera de que su plan de viabilidad sea aprobado.

Esta decisión de Múnich es radicalmente distinta a la de maratones como los de Berlín, Nueva York y Colonia, que han renunciado a celebrar la carrera el próximo otoño.

"No se podía ofrecer un protocolo adecuado para la distancia de 42,195 kilómetros y debido a la situación actual también había una falta de personal organizativo, así que hemos elegido una distancia a medio camino entre el medio maratón y el maratón.  Esta distancia apenas se corre en carreras, salvo en Japón", dijo Gernot Weigl, responsable del maratón de Múnich.

Este nuevo Maratón de Múnich elimina las pruebas de 10 y 21,097 km (medio maratón), así como de la feria del corredor.

Por otro lado, este próximo sábado regresa, de forma oficial, el atletismo en España y lo hará en el Desafío de Nerja (Málaga), la que será con la primera prueba con aficionados en las gradas que se celebra tras el confinamiento y el parón por coronavirus.

practicodeporte@efe.com