PracticoDeporteMadrid

El Medio Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP, que se disputará el próximo 27 de octubre, que contará con 17.500 corredores, ha declarado su total guerra a los tramposos, para lo que estrenará este domingo, el acuerdo con la IAAF contra el dopaje y un nuevo protocolo para evitar que se dupliquen dorsales o que se corra sin ellos. Se trata de unas medidas que también se tomarán durante el próximo cita del Maratón valenciano.

De esta forma, la Athletics Integrity Unit, el organismo de la IAAF contra el dopaje, realizará controles por sorpresa a sus principales corredores invitados, detectar prácticas ilegales y acciones fraudulentas. Además, no se invitará a participar a aquellos atletas que hayan sido sancionados en firme por dopaje.

También explicó que se exigirá la devolución de los premios a quienes la federación anule sus resultados deportivos tanto en los controles de la prueba como con posterioridad en su pasaporte biológico.

La organización se toma muy en serio la presencia de tramposos. Si hasta ahora, eran voluntarios y auxiliares de seguridad quienes se encargaban de retirar a los atletas que no cumplían con los requisitos exigidos, ahora serán miembros de Prosegur y con agentes de la Policía, que abrirán un procedimiento legal contra ellos. Para esta edición el número de efectivos de la Policía local pasará de 148 a 200 y el de voluntarios de protección civil de 40 a 60.

De los 17.500 participantes, 4.504 serán mujeres (800 más que la edición anterior), dato al que se une que se cerró la inscripción cuatro meses antes de la prueba con una lista de espera de más de 3.300 personas. 

Junto a estas novedades, el Medio Maratón valenciano también ha querido implicarse en políticas de sostenibilidad, con medidas como suprimir bolsas de plástico para los corredores por otras reutilizables, recuerda Paco Borao, responsable de la prueba que organiza la SD Correcaminos.

Mucha solidaridad

En esta edición se contará con la participación de cuarenta mujeres con cáncer del colectivo "corre en rosa", mientras que este año la entidad solidaria con la que se colaborará será FUVANE, fundación valenciana para la neurorehabilitación, que recibe donaciones de los inscritos y un euro por cada corredor que acabe la prueba por parte de la organización.

En la presentación de la prueba estuvo presente Rubén Aldás, un joven con parálisis cerebral, quien explicó que para él el deporte “es una forma de superación que hace que cada uno con su capacidad pueda alcanzar metas como cualquier otro”.

 El Medio Maratón de Valencia, que en 2020 formará parte de los SuperHalfs, comenzará con la Feria del Corredor, que tendrá lugar los días 25 y 26 (viernes y sábado) en una carpa instalada junto a la zona de salida y meta, en la calle Ángel Medina, a la altura de L'Alqueria del Basket. Allí se deberá recoger el dorsal-chip, así como la bolsa del corredor.

En cuanto al recorrido, con salida a partir de las 9:00 horas en la avenida Antonio Ferrandis 8, la organización recuerda que está inspirado en el circuito del Mundial de Media Maratón que tuvo lugar en 2018. Es decir, un circuito muy rápido y llano, donde se han reducido las curvas a la mitad y que discurre por las principales calles de Valencia, y que concluye en sus kilómetros finales con una ligera pendiente descendente.

practicodeporte@efe.com