PracticoDeporteMadrid

El piragüismo español no dispondrá de ninguna competición en lo que resta del año, es decir, no se disputará ninguna de las dieciséis prueba que habían sido reprogramadas a partir del 22 de agosto, debido a la situación sanitaria derivada de la pandamia del civid-19.

Así lo decidió la Junta Directiva de la Federación Española de Piragüismo, de forma unánime, aunque ahora esta propuesta deberá ser ratificada por la Comisión Delegada de la federación.

En un comunicado la RFEP descarta la celebración de las pruebas que habían sido incluidas en el nuevo calendario y que iban a comenzar con la Copa de España Júnior de Esprint, a celebrar en Verducido (Pontevedra) y el Campeonato de España de Eslalon, en Sort (Lleida), los días 22 y 23 de agosto.

Decisión unánime

No obstante, ahora todo ello desaparece tras la decisión de la junta directiva, en cuya resolución, que contó con el apoyo de sus quince miembros, se justifica en "no asumir riesgos innecesarios" y a la concienciación ante el estado de incertidumbre por la pandemia por coronavirus.

Además, la junta lamenta los trastornos que ocasiona esta medida tan excepcional y reconoce las dificultades que la inexistencia de la competición acarreará a deportistas, técnicos, clubes y federaciones autonómicas, especialmente por la imposibilidad de acreditar resultados.

Eso sí, ante la carencia de competiciones que reflejen el nivel deportivo de los deportistas, la Federación Española de Piragüismo mantiene la convocatoria para celebrar los controles de rendimiento, previstos en esprint del 4 al 6 de septiembre y en eslalon en el último fin de semana de ese mes.

practicodeporte@efe.com