La vieja plaza de Lo Manthang, la capital del antiguo reino de Mustang, al norte de Nepal, soleada y animada por la presencia de la población local, recibió con honores a la expedición del Reto Pelayo Vida Annapurna Bike 2018 tras superar siete etapas de enorme dureza en el país de los "ochomiles".

No sin enorme sacrificio y con las fuerzas al límite, mermadas por las altitud y pistas imposibles, Begoña, Cecilia, Noelia y Silvia, todas ellas mujeres supervivientes del cáncer, llegaron a Lo Manthang sobre las 10 hora española, tras superar el puerto más elevado del recorrido, a 4.300 metros. Todas ellas salieron de Pohkara el pasado día 8 para desafiar las pistas del Himalaya junto a la murciana Lorena, que abandonó en la cuarta etapa.

Entrada por todo lo alto en la antigua ciudad prohibida, donde las autoridades locales recibió con honores a las cuatro protagonistas del reto. Allí, se colgaron del cuello las tradicionales "katas", pañuelos de bienvenida y escucharon música de sello tibetano.

Una llegada muy especial para el Reto, por tratarse de un lugar lejano, simbólico y prohibido hasta los años 70. Mustang y su capital Lo Manthang pertenecen a Nepal, pero su población es tibetana. La comarca estuvo cerrada después por el conflicto chino-tibetano y abrió definitivamente las fronteras en 1992.

El Reto Pelayo desplega sus banderas

Tampoco es fácil ahora el tránsito por la zona que han recorrido durante los últimos días las mujeres del Reto Pelayo, pues se obliga a pasar un control por un funcionario del Estado y al pago de 500 dólares por una semana de estancia.

De ahí el mérito que tuvo el antropólogo y explorador francés Michel Peisser, quien recorrió estas tierras del Himalaya en los años 60. Fue el primer occidental en adentrarse en el reino de Mustang. El Tíbet era su pasión, en una época en la que no era conocido en el mundo occidental

Sus estudios sobre el reino de Mustang le sirvieron a Peisser para lograr el primer permiso de un extranjero para visitar a su antojo este reino olvidado, mediante una carta escrita por el rey de Mustang con hollín y mantequilla. Publico " Mustang, reino prohibido del Himalaya en 1967 y en los 70 siguió recorriendo los Himalayas y vivíó en los templos budistas y en los campamentos de tibetanos exiliados conociendo al Dalai Lama.

El Reto Pelayo desplegó sus banderas en tan legendario lugar. No sin esfuerzo ni sufrimiento a veces extremo, pero el desafío contra el cáncer tuvo su eco en un lugar donde nunca nadie se dio por vencido. El Annapurna Bike 2018 fue conquistado.

practicodeporte@efe.es