PracticoDeporteMadrid

La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) decretó la suspensión del Torneo de Candidatos, la única competición internacional que seguía en marcha pese a la pandemia del coronavirus, ante la decisión del Gobierno ruso de interrumpir indefinidamente el tráfico aéreo internacional.

El evento estaba teniendo lugar en Ekaterimburgo y debía dirimir al jugador que le disputaría el título mundial al actual campeón y número 1 del ranking, el noruego Magnus Carlsen, a finales de año en Dubái. Sin embargo, la imposibilidad de asegurar a los jugadores su regreso a casa por las restricciones sobre el tráfico aéreo impuestas por Rusia decantó la balanza.

"La FIDE no puede mantener el torneo sin garantías de que jugadores y oficiales puedan regresar a tiempo y de forma segura a sus casas. En esta situación, el presidente de la FIDE resuelve parar la competición", declaró el mismo presidente, el ruso Arkady Dvorkovich.

Los resultados se mantienen

Al momento de la suspensión el torneo estaba en su ecuador, a punto de empezar la octava ronda. La FIDE ha asegurado que todos los participantes acordaron en las reglas de la competición que "los resultados de las siete rondas disputadas seguirán siendo válidos y el torneo se reanudará con la misma situación existente al comienzo de la octava ronda". Respecto a cuándo se retomará la competición, la FIDE no pudo ser tan tajante al respecto, y la fecha está en el aire: "Serán anunciadas tan pronto como la situación global de la pandemia de COVID-19 lo permita".

Por el momento, lidera la clasificación el francés Maxime Vachier-Lagrave, que curiosamente entró como reserva tras la renuncia del azerbaiyano Teimur Radjabov por temor al coronavirus, con 4,5 puntos. La misma puntuación tiene el ruso Ian Nepomniachtchi, al que el francés venció en séptima ronda.

En la siguiente posición hay un cuádruple empate con 3,5 puntos entre el holandés Anish Giri, el chino Wang Hao, el ruso Alexander Grischuk y el favorito y número 2 del mundo, el italoestadounidense Fabiano Caruana. Cierran la tabla con 2,5 puntos el chino Ding Liren y el ruso Kirill Alekseenko.

Cuando el torneo se reanude, los enfrentamientos de octava ronda serán Caruana contra Vachier-Lagrave, Wang contra Ding, Nepomniachtchi contra Giri y Alekseenko contra Grischuk.

Problemas desde el inicio

El Torneo de Candidatos estuvo rodeado de controversia desde antes de que comenzara, debido a las quejas de muchos de los jugadores y personas involucradas por mantener la cita en pie pese a que las demás competiciones internacionales frenaban por la pandemia, medida que ha afectado incluso a los Juegos Olímpicos. El propio Radjabov renunció a competir precisamente porque consideraba inadecuado mantener el torneo en las circunstancias que existían.Por si fuera poco, varios contendientes ya sufrieron para acceder a Rusia. Es el caso de los participantes chinos: Ding tuvo que someterse a una cuarentena y Wang se libró por llegar desde Japón, pero se mostró contrario a la celebración del campeonato. Por su parte, Caruana tuvo que hacer malabares con los enlaces para evitar las restricciones al tráfico aéreo decretadas por Estados Unidos, país al que representa y en el que reside.

Los representantes locales no se quedaron atrás. Pese a no competir, el excampeón mundial ruso, Vladimir Kramnik, renunció a participar como comentarista por la misma razón que Radjabov. Grischuk se manifestó en la misma línea al afirmar en público que no quería estar allí tras firmar tablas en quinta ronda con Ding: "El ambiente es muy hostil. Para mí es muy difícil, no quiero jugar, no quiero estar aquí".

Todas las alarmas saltaron cuando el favorito ruso, Nepomniachtchi, mostró claros síntomas de no encontrarse bien. En la rueda de prensa posterior a la sexta ronda, en la que se impuso a Ding, se le vio toser con frecuencia. "No me siento bien, en realidad buscaba unas tablas rápidas. He pasado dos test (del coronavirus) y los dos han dado negativo, pero el ambiente no invita a sentirse saludable", declaró. De hecho, su rendimiento cayó en picado en la siguiente ronda, cuando se enfrentó a Vachier-Lagrave con una ventaja de un punto, que desperdició al ser derrotado con claridad por el francés.

practicodeporte@efe.com