El VRAC Quesos Entrepinares sumó su novena Liga Heinenken de rugby al imponerse al SilverStorm El Salvador por 27-36, con lo que iguala a nueve los títulos obtenidos por el CD Arquitectura como el club con más entorchados de la División de Honor masculina de rugby.

El Pepe Rojo de Valladolid fue una fiesta en este derbi pucelano, entre dos rivales, que dieron un gran espectáculo.

Aunque El Salvador se puso por delante en el marcador, gracias a un golpe de castigo transformado por James Faiva, el VRAC enlazó unos minutos impresionantes en ataque que se saldaron con tres ensayos, de Álvar Gimeno, Federico Castiglioni y John Wessel-Bell.

De esta manera, los queseros se ponían en clara ventaja (6-17), a falta de 20 para el descanso. Pero todavía quedaba mucho por jugar en el primer periodo, en el que El Salvador recuperó terreno. La tarjeta amarilla a Castiglioni permitió que el Chami comenzará a dominar y sumar su primer ensayo, que llegó por medio del segunda línea británico Michael Walker-Fitton para poner un inquietante 13-17 tras un nuevo acierto de Faiva.

Tras el descanso, El Salvador siguió dominando dentro de la veintidós del rival hasta que un fallo permitió que el VRAC sumara su cuarto ensayo,Greg Dyer, tras una contra muy rápida, que les dio mucho aire en el partido, tras la transformación de Gareth Griffiths (13-24).

Fue una jugada decisiva, puesto que el VRAC repitió lo acontecido en el primer periodo, un ensayo dio paso a sus mejores minutos. Así, aumentó distancias, por medio de Pedro de la Lastra, para ponerse dieciséis por delante (13-29), pero El Salvador no cejó.

 Nico Jurado sumó el segundo ensayo para su equipo, con nueva transformación para el tres cuartos tongano (20-29). El juego no paró, los ataques de uno y otro no se hacían esperar. El VRAC volvió a ampliar distancias, por medio de Guido Albertario, para poner el 20-36, ya casi inalcanzable, a pesar del ensayo del Chami, en los últimos minutos (27-36).

practicodeporte@efe.com