PracticoDeporteRedacción

Las chicas del waterpolo español han vuelto a una gran final internacional. Se trata de un equipo de leyenda, que no falla prácticamente nunca y que, en Budapest (Hungría), van a buscar su segundo título continental después del que ya lograran en esta misma ciudad en el año 2014.

No ha sido sencillo llegar hasta aquí, puesto que la derrota con Holanda en la primera fase hizo tener ciertas dudas sobre el estado del conjunto de Miki Oca. Además, tampoco ante Grecia se vio la mejor versión de la selección, que sí saco a relucir todo su talento y toda su competitividad en una semifinal formidable ante el conjunto local, una Hungría que lo dio todo por jugar esta final en su casa.

Con el billete para Tokio logrado ya en el último Mundial, este Europeo es importante por otras cuestiones. En primer lugar, por intentar sumar su segundo trofeo y en segundo, por mandar un mensaje a todos sus rivales de que España está más que preparada para esos Juegos Olímpicos que serán la gran cita de la temporada.

Rusia, finalista contra pronóstico

A orillas del Danubio, pocos escenarios mejores que este, España se enfrentará a Rusia en una final inesperada porque las soviéticas protagonizaron la sorpresa del torneo eliminando a la todopoderosa selección holandesa en las semifinales, después de un duro partido resuelto en la tanda de penaltis.

Rusia, gigante en su día, llevaba algo más de un lustro sin reverdercer esos viejos laureles que la llevaron a acumular tres títulos consecutivos en los años 2006, 2008 y 2010.

El equipazo español

Acumula 8 medallas continentales, por tres de España (un oro, una plata y un bronce) y siempre es una buena noticia que una potencia como Rusia recupere su mejor nivel y que lo haga en año olímpico. Pero España tendrá mucho que decir en la final, a la que llega en forma, con Laura Ester agigantada como portera y jugadoras como Ani Espar o Judith Forca en plena forma.

Lo que está claro es que va a ser una batalla entre dos equipazos que buscarán la gloria europea y lograr este título que tanta confianza puede dar de cara a Tokio 2020, una cita en la que estarán ambos equipos, ya que Rusia, aunque pierda la final, estará en esa cita al aprovechar que España ya estaba preclasificada desde el pasado Campeonato del Mundo.

Practicodeporte@efe.com