David Ramiro | PracticodeporteMadrid

El nadador canario invidente Enhamed Enhamed ha regresado por la puerta grande a la competición, tras lograr en el Open de Berlín la medalla de bronce y conseguir la mínima para competir en el Mundial paralímpico de Londres en septiembre.

Enhamed Enhamed (Las Palmas de Gran Canaria, 1987) se retiró hace siete años tras ganar cuatro oros, dos platas y tres bronces entre los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012. Lo dejó porque había "perdido la motivación".

Ahora, siete años después, declara a EFE que ha vuelto a recuperar "la ilusión por nadar, por la competición y por esa sensación única cuando estas en el poyete esperando que suene el silbato para saltar".

"Me siento bien por primera vez en mucho tiempo nadando y disfrutando de la piscina. Antes de ir a Berlín teníamos el objetivo de la marca mínima para Mundial, pero no pensé que fuera a ser tan buena. Estaba entrenando para resistencia y ganó en una prueba de velocidad, mira lo que son las cosas", confiesa Enhamed.

Ultraman de Hawai

La decisión de volver a nadar la tomó cuando el año pasado, a finales de 2018, decidió abortar el reto del Ultraman de Hawái. "Lo decidí posponer porque se había complicado todo a nivel logístico, pero nadando me estaba encontrando muy bien".

Junto al seleccionador José Luis Vaquero entrena en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y su próximo objetivo entre el 9 y 15 de septiembre será el Mundial de Londres. Allí competirá en los 50 libre, para los que tiene la mínima, y quizá en el 400 libre del último día.

"Veremos si es posible hacer un buen papel porque hacer otras pruebas te da más perspectiva. Uno va cambiando con los años y todo te lo tomas de manera muy distinta. Ahora me da igual el ejercicio, lo estoy disfrutando. Saltar desde el poyete a la competición es lo que echaba de menos y la recompensa es lo que está pasando", confiesa.

Hasta este Open de Berlín estaba entrenando tres o cuatro días por semana, puesto que sigue con su actividad profesional en Madrid, pero ahora en verano será el "momento de replantear el entrenamiento para aumentar sesiones".

Tokio 2020

Por delante un futuro a corto plazo que se antoja ilusionante y que podría desembocar en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. "Lo pienso, pero en esta etapa voy muy poco a poco y antes de vender el pescado hay que pescarlo".

"Lo primero quiero hacer la marca mínima en el Mundial para ir y después ya veremos, aunque estando en esta línea es innegable que me encantaría ir a unos nuevos Juegos", declara.

"Los de Tokio serán unos grandes Juegos"

Enhamed ha estado siguiendo muy de cerca la preparación de los Juegos y además Japón es un país que "admira por su cultura y su manera de recuperarse de las adversidades y cómo las afrontan".

"Creo que pueden ser unos grandes Juegos porque es una reivindicación del espíritu que tienen. Van a ser los mejores Juegos de los últimos años y tengo ganas de estar ahí", comenta.

Este tiempo alejado de la alta competición ha devuelto la ilusión a Enhamed Enhamed. Atrás quedan retos como el de convertirse en el primer ciego español en acabar el Ironman de Lanzarote, considerado el más duro del mundo, la subida al Kilimanjaro, el maratón de Nueva York, el cruce a nado del Estrecho de Gibraltar o la travesía de 27 kilómetros por las aguas de Gran Canaria.

practicodeporte@efe.com