PracticoDeporteRedacción

La selección española de ciclismo acude a los Mundiales de ciclismo de Imola (Italia) con dos potentes equipos, tanto el masculino como el femenino, con aspiraciones de sacar medallas, especialmente en las dos pruebas de ruta, ya que tratándose de un circuito exigente con dificultades montañosas, las opciones del combinado nacional siempre crecen exponencialmente.

Y lo hacen porque entre los chicos está el eterno Alejandro Valverde, un corredor que se maneja a las mil maravillas en este tipo de carreras, con subidas cortas y explosivas y una distancia larga. Es decir, se trata de una especie de Lieja Bastoña Lieja y además ahora ya acude sin la presión de tener que ganar. Ya ha sido campeón del mundo y tiene 40 años. Todo lo que venga a partir de ahora será un extra.

Una selección masculina de mucho nivel

Pero lo cierto es que conforme se acerca la cita más se ilusiona la afición española. Está yendo de menos a más durante la temporada, ha acabado con buenas sensaciones el Tour de Francia y a su alrededor volverá a tener un gran equipo que se mueve muy bien en este tipo de terrenos. Estará Mikel Landa, cuarto en París, como primera alternativa, un Enric Mas, quinto en el Tour, muy enchufado y gregarios de enorme nivel como son Jesús Herrada, Pello Bilbao, David De La Cruz, Luis León Sánchez y Marc Soler.

Todos forman una selección fantástica que el próximo domingo buscará la gloria ante rivales muy exigentes. Por citar solamente algunos, hay que hablar de Bélgica, que alineará al genial Wout Van Aert y a Greg Van Avermaet. También acudirá Francia con su Julian Alaphilippe como gran candidato. Vincenzo Nibali liderará a Italia, Max Schachmann a Alemania y a Jakob Fuglsang tratará de retener para Dinamarca el maillot Arco Iris que este año ha portado Mads Pedersen.

Hay que recordar que la prueba se disputará sobre un recorrido de 259,2 kilómetros, con casi 5.000 metros de desnivel acumulado y dos ascensiones en cada vuelta.

Menos opciones habrá en la contrarreloj masculina, sobre todo desde que se ha conocido que Jonathan Castroviejo, el gran especialista nacional, no estará compitiendo en Imola. Por tanto, será Pello Bilbao el único que competirá en una disciplina que este año alberga a la flor y nata de la disciplina. Estará el italiano Filippo Ganna, gran favorito junto al actual campeón, el australiano Rohann Dennis. Wout Van Aert y Victori Campenaerts son otros dos candidatos, ambos belgas y estará también un ciclista que va a más, el holandés Tom Dumoulin.

La contrarreloj será mucho más corta de lo habitual y se disputará sobre un trazado de apenas 32 kilómetros.

Mavi García, líder femenina 

Por lo que respecta a la categoría femenina, España parte con opciones en la prueba en línea, con una estrella como Mavi García, que está cuajando su mejor temporada y que tiene por delante un recorrido que se le adapta muy bien a sus cualidades. La líder nacional, eso sí, llega aquejada de una dura caída en el Giro Rosa que la ha limitado en la carrera italiana, aunque se prevé que llegue en plenitud a este Mundial de Imola.

A su lado, habrá un equipo de calidad, con Ane Santesteban como principal alternativa y corredoras como Sandra Alonso, Sara Martín, Alicia González y Gloria Rodríguez que son fiables y que tratarán de ayudar a las dos líderes. Falta les hará porque las rivales son de enorme calidad, pese a la más que posible ausencia de la gran favorita, la neerlandesa Annemiek Van Vleuten, actual campeona del mundo y que se fracturó la muñeca recientemente en la misma caída en la que estuvo implicada Mavi García.

Holanda e Italia llegan como los mejores equipos con Anna van der Breggen y Elisa Longo Borghini como respectivas líderes, pero también Estados Unidos presenta una gran escuadra como Chloe Dygert.

Por lo que respecta a la contrarreloj, en España competirán Sara Martín y Lourdes Oyarbide, aunque ambas parten con pocas opciones ante las mencionadas anteriormente u otras como Amber Neben, Zabelinskaya, Brennauer o Van Dijk.

Practicodeporte@efe.com