PracticoDeporteRedacción

La selección española masculina ha perdido ante Italia (8-9),en la lucha por el tercer puesto de la fase europea de la Liga Mundial de waterpolo, que se disputa en la localidad húngara de Debrecen, con lo que no estará en la SuperFinal, prevista para el próximo verano, como antesala y preparación de los Juegos de Tokio.

     Con esta derrota, el equipo español se queda fuera de disputar un torneo con el que se contaba como base de preparación para Tokio, pero también con el sabor amargo de caer en los dos partidos oficiales disputados, ante Serbia era amistoso, que sin bien fueron muy igualados, España fue inferior en los momentos decisivos.

Arranque italiano

El gran inicio de los italianos, dos ataques dos goles, no puso nervioso al equipo español, que tardó tres minutos para iniciar su cuenta, por medio de Blai Mallarach, con dos goles consecutivos que devolvieron la igualdad y aniquiló el inicio perfecto de los transalpinos.

A partir de ese momento, los aciertos de las defensas y de los metas Marco del Lungo y Dani López Pinedo acabó con el festín goleador del inicio, acabando el primer cuarto en empate (2-2). Una situación que se reprodujo en el segundo parcial, hasta que pasado su ecuador Bernat Sanahuja acabar con la sequía goleadora y poner por primera vez por delante al equipo español (3-2).

El cerrojazo que puso en defensa los de David Martín surtió efecto, y al gol de Sanahuja se unió un segundo de Alberto Munarriz, que dejó el segundo cuarto en un parcial de 0-2.

Italia se fue al descanso sin marcar en los últimos catorce minutos del partido, el segundo lo convirtió Francesco Difulvio, cuando se llevaba 1minuto y 33 segundos de juego, a pesar de disponer de ocho superioridades en los 16 primeros minutos, el doble que los españoles.

Sequía goleadora

Italia volvió a dominar en el inicio del tercer cuarto, otra superioridad y un gol polémico, el rematador posiblemente estuvo dentro de los dos metros, devolvió la igualdad (4-4). Ahora era España quien no encontraba el gol, más de cuatro minutos sin acierto, hasta que Alberto Munárriz volvió a acertar con otro de esos remates secos que paralizan a defensas y portero.

El gol de Stefano Luongo (5-5) dejó todo pendiente del último cuarto. Ahí fue donde Italia sentenció, supo jugar mejor los momentos decisivos, tras mantenerse la igualdad (7-7) en los primeros minutos. Dos goles de Andrea Fondelli y Gonzalo Echenique (7-9) pusieron imposible el triunfo español a pesar del tanto de Mallarach, que permitió un último ataque, errado, para igualar.

De esta forma, el equipo español da carpetazo a la Liga Mundial y no estará en la SuperFinal previa a su participación en los Juegos de Tokio, tras un empate, con triunfo en los penaltis, frente a Serbia, y dos derrotas por la mínima, ante Grecia, e Italia.

practicodeporte@efe.com