PracticoDeporteMadrid

A poco más de un año para que se celebren los Juegos Paralímpicos de Tokio en 2021, España mantiene los 83 deportistas clasificados que tenía antes la suspensión de todas las competiciones por la crisis sanitaria de la COVID-19, según confirmó el Comité Paralímpico Internacional.

De esta forma, España mantiene 24 plazas en natación, 24 en baloncesto en silla de ruedas, 10 en fútbol para ciegos, 13 en atletismo, seis en tenis de mesa, dos en ciclismo, dos en piragüismo, una en taekwondo y una en tiro.

La natación es el deporte individual con más participación asegurada tras la concesión de 17 plazas más por el sistema de marcas mínimas internacionales, que se unen a las siete logradas en el Mundial de Londres 2019. De esas 24 plazas, 15 son masculinas y 9 femeninas.

El baloncesto en silla de ruedas también cuenta con un total de 24 deportistas clasificados, 12 masculinos y 12 femeninos. Por primera vez desde Barcelona 1992 España podrá llevar a los Juegos a ambos equipos, puesto que es la primera vez que logran su clasificación por méritos propios tras alcanzar las semifinales en sus respectivos campeonatos de Europa de 2019.

Diez plazas tiene la selección española de fútbol-5 para ciegos, que aportará ocho jugadores y dos porteros sin discapacidad tras la histórica victoria en el Europeo de Roma de 2019.

En atletismo España cuenta de momento con 13 plazas para deportistas con discapacidad más un guía. Algunas ya han sido asignadas por sus resultados del año pasado a Alberto Suárez y Gustavo Nieves, que garantizaron su presencia en Tokio en el Mundial de Maratón de Londres, y a Adiaratou Iglesias, Yassine Ouhdadi, Kim López, Héctor Cabrera, Iván Cano y Meritxell Playá-Robert Díez, que se la ganaron en el Mundial de Dubái.

Los seis tenistas de mesa que tienen su plaza asegurada para Tokio son Iker Sastre (clase 2 para deportistas en silla de ruedas con gram afectación), el sevillano Álvaro Valera (clase 6 para deportistas con mayor discapacidad que compiten de pie), el barcelonés Jordi Morales (clase 7), el pacense Juan Bautista Pérez (clase 9), el granadino José Manuel Ruiz (clase 10 para los deportistas con menor discapacidad física) y el madrileño Eduardo Cuesta (clase 11 para palistas con discapacidad intelectual).

De todos ellos destaca José Manuel Ruiz, que en la ciudad japonesa vivirá su séptimos Juegos Paralímpicos consecutivos, algo que solo logró antes la atleta invidente Purificación Santamarta entre 1980 y 2004.

En ciclismo hay dos plazas por ranking para los Juegos Paralímpicos de Tokio. Una en pista para la clase C1 y otra en carretera para la C1, C2 y C3, logradas por los excelentes resultados de Ricardo Ten. La clasificación en este deporte se amplía hasta el 31 de junio de 2021.

En piragüismo las plazas son para Higinio Rivero en la prueba de canoa va'a de la clase VL2 y para Juan Antonio Valle en kayak KL3 durante el Mundial.

También se clasificó en tiro el español Juan Antonio Saavedra en la Copa del Mundo de Chateauroux (Francia), mientras que en taekwondo, que hará su debut paralímpico en Tokio, hay una plaza en la clase K44 de menos de 61 kilos lograda por Álex Vidal al meterse entre los dos primeros de la lista mundial de K43.

Deportes en clasificación

Badminton, esgrima, halterofilia, remo, tenis en silla de ruedas y triatlón deberán ganarse su clasificación a lo largo de 2021 y en todos esos deportes hay serias posibilidades de que haya varios representantes por disciplina.

El judo es el único deporte en el que compiten españoles que aún no ha actualizado sus criterios de clasificación de cara a Tokio.

En los últimos Juegos Paralímpicos, los de Río de Janeiro (Brasil) en 2016, España tuvo 127 deportistas de quince disciplinas diferentes.

practicodeporte@efe.com