PracticoDeporteRedacción

Empezaron con dudas los Hispanos en el Mundial de balonmano de Egipto, unas dudas provocadas por el mal partido ante Brasil y que terminó en un agridulce empate final, sin embargo, tras ganar por la mínima a Polonia el equipo ha terminado creciendo en esta primera fase, ganando con autoridad a Túnez y afronta, desde este jueves, la Main Round con plenas opciones de estar en los cuartos de final.

Siempre es fundamental en este tipo de torneos que el equipo vaya de menos a más y aunque por el camino se perdió un punto en ese encuentro inaugural frente al combinado carioca, haber pasado con tres puntos de los cuatro posibles da muchas opciones a los de Jordi Ribera de seguir adelante en el campeonato.

Eso sí, la selección debe seguir creciendo y buscando su mayor nivel para afrontar una segunda fase ante Alemania, Hungría y Uruguay, tres equipos que, además, llegan con un partido menos disputado ya que Cabo Verde, finalmente, no ha competido en el campeonato.

Los Hispanos han quedado encuadrados en el Grupo I y parte con tres puntos, uno menos que Hungría y uno más que Alemania y Polonia, por eso los dos partidos clave a partir de ahora serán, ante esas dos selecciones centroeuropeas. Ante el equipo germano tocará verse las caras este mismo jueves a las 20:30 horas, mientras que ante Hungría el partido será el próximo lunes a las 18:00 horas. Entre medias habrá que ganar, sí o sí, a Uruguay (sábado, 15:30 horas).

Tres partidos clave por delante

A cuartos de final tan solo pasan las dos mejores selecciones y todo parece indicar que la igualdad puede ser la nota predominante del grupo. No hay que olvidar que España empató con Brasil y ganó por tan solo un gol a Polonia, mientras que Hungría también superó por tan solo un tanto a Alemania. Es lógico pensar que todas estas selecciones van a pelear por estar entre los ocho mejores equipos del campeonato y las diferencias, a estas alturas de la competición, parecen muy pequeñas. Uruguay, por su parte, ha recibido sendas palizas tanto de Alemania como de Hungría.

Después de una primera fase irregular de los Hispanos, ahora llega el momento de la verdad, el momento de sacar la mejor versión de todos ellos y de hacer valer esas dos estrellas que tienen los jugadores en el pecho. Habrá que ver una mejor España a partir de este mismo jueves para poder avanzar a esos carísimos cuartos de final, un objetivo que, de conseguirlo, te mete de lleno en la pelea por las medallas.

Practicodeporte@efe.com