PracticoDeporteMadrid

La selección española cayó eliminada en el Europeo de voleibol masculino, al perder ante Polonia por 3-0, un resultado que no desmerece el buen comportamiento de los Red Lynxes, tanto en el partido como en el torneo.

Lo que no se olvidarán los de Fernando Muñoz de la experiencia de jugar en un pabellón con un extraordinario ambiente, aunque en contra, como fue el Omnisport de Apeldoorn, donde el equipo español no dejó de intentarlo en busca de dar la gran sorpresa del campeonato.

Una opción que no fue posible. Polonia fue muy superior y lo demostró a lo largo del partido, mientras que el equipo español dio la réplica en la medida de sus posibilidades. Fue en la primera manga, donde más trabajo dio a los polacos, aunque cerraron el set con contundencia, con un 25-18, en 24 minutos.

Menos resistencia

Menos resistencia hubo en el segundo. Polonia puso todo su potencial sobre la cancha y ahí España se quedó sin réplica para claudicar por un claro 25-13, en sólo 21 minutos.

Poco cambio la historia en el tercer episodio, en el que Polonia se volvió a escapar pronto en el marcador (10-5). Y es que cada vez que los españoles intentaban dar réplica, la respuesta polaca era más contundente, hasta el definitivo 25-16.

De esta forma, España dice adiós a un Europeo, en el que cumplió con el objetivo de clasificarse para los octavos de final, y donde el emparejamiento ante una selección de la categoría de la polaca pocas opciones dio para algo más.

practicodeporte@efe.com