PracticoDeporteMadrid

La selección española femenina de waterpolo se proclama subcampeona del mundo tras caer derrotada en la final del Mundial, que se celebra en la localidad surcoreana de Gwangju, ante Estados Unidos por 6-11, después de un realizar un grandísimo campeonato.

Con el billete para Tokio 2020 conseguido y la medalla asegurada, España se presentaba en la final invicta y con ganas de tomarse la revancha ante Estados Unidos por aquella derrota (6-13) en el último Campeonato del Mundo, celebrado en Budapest en 2017.

Las pupilas de Miki Oca sabían que era difícil, pero no imposible, pues ya eliminaron a las norteamericanas en los cuartos de final del Mundial de Barcelona en 2013, donde acabarían colgándose el oro ante su afición. Sin embargo, las estadounidenses fueron muy superiores y no dieron opciones a las españolas que se despiden de Gwangju tras desempeñar un torneo impecable.

El encuentro arrancó con ventaja de Estados Unidos gracias al gol de Margaret Steffens, pero España reaccionó inmediatamente para poner el 1-1 en el marcador con el tanto de Bea Ortiz. Sin embargo, las paradas de Ashleigh Johnson y dos aciertos de Paige Hauschild y Stephania Haralabidis aumentaron la renta americana para cerrar el primer cuarto 1-3.

El segundo parcial comenzó con las españolas dispuestas a recortar distancias. Dicho objetivo se cumplió con la gran defensa desempeñada por las nacionales, las paradas de Laura Ester y los dos tantos de Roser Tarragó con los que España igualó el marcador a tres.

Pero dos buenas acciones de las americanas, con goles de Makenzie Fischer y Melissa Seidermann, en los compases finales, y un lanzamiento al palo español, devolvieron la renta a las de Estados Unidos, llevando el encuentro al descanso con el 3-5 en el luminoso.

Superioridad de Estados Unidos

Tras el regreso a la piscina después del segundo parón, las norteamericanas mostraron su superioridad ampliando la ventaja a seis goles (3-9) con los tantos de Aria Fischer, Rachel Fattal y Kiley Neushul (2) y pudieron ser más, pero una vez más Laura Ester apareció con su repertorio de paradas para evitar una goleada mayor.

 Además, las buenas acciones defensivas de las norteamericanas impidieron a las españolas perforar su portería y finalizaron el tercer cuarto con un parcial de 0-4 y un 3-9 en el marcador que encarrilaba cada vez más la victoria para el conjunto de Estados Unidos.

Tras más de diez minutos sin anotar, Roser Tarragó apareció de nuevo para transformar un penalti y anotar su tercer tanto en el encuentro y el cuarto para España. El último y definitivo parcial se convirtió en un intercambio de golpes en el que de nuevo las porteras y las acciones defensivas se impusieron al ataque, acabando este 2-2 y con un 6-11 final en el marcador.

Las pupilas de Miki Oca no pudieron tomarse la revancha ante Estados Unidos, que de nuevo volvió a ser muy superior a las nacionales, pero las españolas dejaron muestras de la gran calidad que tiene este equipo y de que todos los logros conquistados durante los últimos años no son casualidad.

Turno para los chicos

Con la medalla de plata colgada en el cuello de las jugadoras de la selección española de waterpolo, llega el turno del combinado masculino, que tras vencer a Croacia por 6-5 en las semifinales, este sábado disputará la final del Mundial de Gwangju frente a Italia, que se impuso a Hungría 12-10 en el otro encuentro de semifinales.

Por primera vez en la historia, España lograba meter a las dos selecciones para la final de un mismo Campeonato del Mundo. Con dicha clasificación el equipo dirigido por David Martín vuelve a una final mundialista 10 años después de aquella que perdió ante Serbia en 2009 en Roma. Y ahora buscará conquistar su tercer Mundial, como ya hizo en Perth (Australia) y Fukuoka (Japón) en 1998 y 2001, respectivamente.

practicodeporte@efe.com