PracticoDeporteMadrid

La selección española se clasificó para los cuartos de final del Europeo sub-20 de baloncesto masculino, tras imponerse a Eslovenia, por un claro 71-53, en partido disputado en el Shalom Zysman Sports Hall de Tel Aviv.

De esta forma, el equipo español sumó su cuarto triunfo, volvió a mostrar su gran calidad y aunque titubeó durante unos minutos, impuso su jerarquía, al tiempo que el discurrir del encuentro permitió dar descanso a sus piezas básica y minutos a los menos habituales ante los próximo compromisos.

Los datos al inicio del partido mostraron dos trayectorias muy diferentes. Una España que llegó inmaculado en sus resultados, tres de tres en la fase de grupos, y un equipo esloveno que tan sólo pudo ser cuarto y último de su grupo, con un triunfo. Unos números que poco tuvieron que ver con el inicio del partido, cuyo primer cuarto se fue del lado de Eslovenia por cuatro puntos (15-19). Y eso que los primeros instantes no fueron mal para los de Joaquín Prado.

Confusión

De hecho, se gobernó el partido hasta los últimos tres minutos, donde la presión en defensa eslovaca hizo mucho daño al equipo español, que se vio forzado a lanzamientos sin una posición clara. Tampoco el cambio de cuarto hizo que mejorara la situación, con una Eslovenia envalentonada al ver cómo hacía daño al favorito.

Un triple de Adrian Hirschmann puso la máxima diferencia para los eslovenos (16-22), pero también se convirtió en el momento en el que sonó la alarma para los españoles. España despertó y cómo lo hizo, desde la defensa. La falta de fluidez en el ataque estático se convirtió en continuos robos que permitieron los contragolpes que se convirtieron en un aluvión de canastas.

Un parcial de 10-0 (26-22), mediado el cuarto, supuso la plataforma de salida para plantarse en los cuartos de final. España volvió a la solidez de los primeros partidos, a mostrar un ritmo al que pocos pueden seguir, lo que supuso que el parcial aumentase hasta un 23-0 (39-24), que hundió a Eslovenia y dejó la eliminatoria casi resuelta, gracias a un 41-27 al descanso, con parcial del periodo de 26-8.

Más de los mismo

Nada cambió en la continuación. Un parcial de 9-0 permitió a España superar la renta de los 20 puntos (50-27). Eslovenia no veía por donde atacar la canasta española, llegando a contabilizar nueve minutos en los que sólo anotó una canasta, de tres (desde el 29-24 a 4:52 del tercero).

A partir de ahí, España se limitó a dejar pasar el tiempo y a dar minutos a todos sus jugadores, con la mente puesta ya en este jueves, en los cuartos de final, donde el rival se espera mucho más complicado, Turquía.

El reparto del tiempo entre los dos jugadores evitó grandes números de alguno de ellos, aunque los Carlos Alocen, Joel Parra y Sergi Martínez volvieron a ser decisivos para recuperase en esos minutos en los que España se vio ligeramente superada.

practicodeporte@efe.com