PracticoDeporteRedacción

La selección española dice adiós a las opciones de medalla en el Europeo sub-18 de baloncesto femenino, que se disputa en Sarajevo, tras perder ante Italia (63-76), en un partido en el que las italianas fueron mejores porque supieron atenazar mejor sus nervios en los momentos decisivos del encuentro.

Fue una derrota ante un gran rival, en la que España se quedó con las ganas de mostrar todo su potencia. Los errores y los nervios que conllevaron esos fallos, provocó que desaparecieran en el último cuarto, de un partido muy igualado hasta entonces.

Tras el paseo ante Bosnia en octavos de final (109-36), llegaba el momento de empezar a dilucidar las medallas. Para ello, había que superar a una Italia que con pleno de victorias, cuatro, y siempre con solvencia (por más de veinte puntos en todos sus enfrentamientos).

Igualdad total

Como se esperaba, fue un partido muy igualado de inicio, en el que si bien España salió mejor, 14-6 mediado el primer cuarto, se vio muy complicado que alguna de las dos selecciones se distanciara de forma clara en el marcador. Y es que los nervios y la igualdad fueron patentes a lo largo de la primera mitad.

Tras los primeros diez minutos, las de Lino López se fueron con un sólo puntos de ventaja (18-17), una igualdad que se mantuvo en el segundo cuarto, en el que España se mantuvo por delante hasta el tramo final antes del descanso, en el que las transalpinas llegaron a sumar hasta cinco puntos de ventaja (33-28) a falta de minuto y medio para el descanso.

El acierto de Meriem Nasraoui en ataque -13 puntos y 7 rebotes- en los primeros veinte minutos hizo mucho daño a la escuadra española, donde el acierto de Raquel Carrera -12 y 9 en esta mitad- puso freno a las acometidas italianas.

Igualdad

No fue fácil el inicio del tercer cuarto para ninguna de las dos selecciones. La presión en defensa con la que salieron ambos equipo dificultó mucho el ataque, que sólo España desatascó gracias a una falta intencionada que propició igualar el encuentro (38-38).

Fueron minutos donde la tensión se apoderó de las jugadoras de ambos lados, con faltas y pérdidas continuas. Fue Italia quien supo templar mejor los nervios en la recta final del periodo y hacerse así con una inestimable ventaja de cinco puntos (47-52), a falta de tres para el parón.

España no encontraba el camino para anotar, ante la defensa italiana, además de no aprovechar las que dispuso, incluidos tiros libres. Por contra, el rival sin excesos si que acertaba, aunque con cuentagotas, para acabar con siete arriba al final del tercero (52-59).

Nefasto final

La puntilla llegó tras un mal inicio de los últimos diez minutos. Un parcial de 0-4, 52-63, seguido de más de cinco largos minutos sin anotar (52-70), con continuos errores en el tiro y en el pase, dieron al traste con toda opción de luchar por las medallas, porque Italia sí que se lo creyó y no dejó aprovechar la ocasión que le dio el equipo español. El gran partido de Llaria Panzen, que acabó con 20 puntos y 27 de valoración, fue decisiva en este tramo.

Fue Carrera quien sumó a falta de 4:20 la primera canasta del último cuarto para España, pero ya en un momento en el que Italia sumaba dieciséis puntos más, ante un equipo, el español, que no dejó de intentarlo, sumó un 7-0 (59-70) a falta de tres para el final, pero la precipitaciónse convirtió en nuevos errores que frenaron las ganas de metal de las jugadoras esapñolas.

practicodeporte@efe.com