PracticoDeporteMadrid

La selección españolase se clasificó para las semifinales del Eurobasket sub-20 masculino, tras imponerse a Turquía 70-69, en un partido igualadísimo, disputado en el Shlomo Group Arena de Tel Aviv (Israel), y que se tuvo que resolver en la última jugada del encuentro.

Ante Turquía llegó la hora de la verdad para el equipo español, tras cuatro triunfos holgados en el campeonato (Croacia, Letonia, Alemania y Eslovenia), y la tarea no fue fácil. La igualdad entre unos y otros fue constante, incluso los turcos encararon mejor el último cuarto del partido, momento en el que apareció un Pepe Busquets sensacional. Acabó con 19 puntos, cinco rebotes, una asistencia y veintitrés de valoración.

No obstante, fue Turquía quien dispuso de la posesión para decidir el partido con 70-68 a favor de España y quince segundos por jugar. Primero lo intentó con un triple para ganar, sin éxito, y luego con dos tiros libres, convirtiendo sólo uno y dando al equipo español el pase a las semifinales.

El sábado, se las volverán a ver con Alemania, con quien ya se coincidió en la fase de grupos, con victoria española por 78-66.

Buen inicio

España salió muy concentrada desde el inicio, aunque como ya pasó en octavos (ante Eslovenia), costó mucho quitarse los nervios y la presión de saberse favorito. Todo ello fue aprovechado en el primer cuarto por un equipo turco muy bien plantado en la pista y que supo reacción al inicial 8-2 con el que comenzó el quinteto español, para acabar el primer episodio igualados (16-16).

Los de Joaquín Prado volvieron a salir mejor de inicio en el segundo (20-26), incluidos tres triples -dos de Pep Busquets y uno de Carlos Alocén-, aunque el desacierto en la pintura permitió a los turcos retomar la igualdad, que se mantuvo hasta el descanso, en gran parte por las muchas segundas oportunidades en ataque de las que dispuso Turquía, con doce rebotes en ataque en los primeros veinte minutos. Sólo el triple sobre la bocina de Busquets permitió a España irse al vestuario con ventaja (36-33), pero sin la sensación de superioridad.

Dudas y errores

Prado recurrió a Osas Ehigitor para igualar el rebote con el inicio del segundo periodo, pero dos personales en poco más de un minuto, para sumar ya cuatro, le devolvió al banquillo y mantuvo abierta la vía de segundos tiros a los turcos. A ello se unió una alarmante falta de acierto en el tiro, que provocó que Turquía se despegara con siete puntos de ventaja (45-52) a falta de un minuto para acabar el tercer cuarto.

Una mala caída de Joel Parra, que abandonó la cancha lesionado, cerró un cuarto para olvidar, en el que España tan sólo anotó once puntos (19-11) y se mostró incapaz de parar la mayor intensidad del rival, que encaró el último parcial con cinco de ventaja (47-52).

De nuevo, fue Pep Busquets quien permitió a España mantenerse el partido e igualar a siete para el final (57-57). Firmó un cuarto espectacular con diez puntos, dos robos y tres rebotes, además de despertar del letargo al resto de compañeros. El acierto del escolta del Juventut no evitó el sufrimiento de los últimos dos minutos, a los que se llegó con ventaja hispana (65-63), y donde los nervios y el cansancio se apoderaron de los dos equipos, aunque España supo sobrevivir.

practicodeporte@efe.com