PracticoDeporteRedacción

Esther Guerrero ha sido una de las grandes protagonistas de la segunda jornada de los Campeonatos de España de atletismo, gracias a su esplendoroso doblete logrado en Vallehermoso, imponiéndose en las finales de 800 y 1.500 pese a tener apenas quince minutos de recuperación entre ambos.

Ha bastado todo eso para demostrar a todos y demostrarse a sí misma que está en el mejor momento de forma de su vida, algo que lleva corroborando durante toda esta atípica temporada.

En el Nacional más especial de la historia por el hecho de ser la edición centésima, así como por el hecho de disputarse en cuatro sedes alternas a causa de la pandemia del coronavirus, Esther Guerrero ha sido el nombre principal, pues no solo ha ganado sendas finales, sino que lo ha hecho con rotundidad, con facilidad ambas y dando una enorme sensación de superioridad.

Oukhelfen evitó el doblete de Carro

Guerrero se ha llevado un doblete que no se conseguía desde hace 40 años, pero el que no ha podido lograrlo ha sido Fernando Carro, que este sábado se llevó la victoria de los 3.000 metros obstáculos, su prueba fetiche, pero el domingo no pudo en un 5.000 de mucho nivel y donde sucumbió ante dos jóvenes talentos como los de Abdessamad Oukhelfen y Ouassim Oumaiz.

Así que como Fernando Carro no fue el protagonista masculino, ese rol correspondió al fabuloso Kevin López, que se llevó el título en un apasionante 1.500, una de las pruebas de más nivel del campeonato. El sevillano fue capaz de imponerse a sus grandes rivales, a Ignacio Fontes, que terminó segundo, a Jesús Gómez, tercero y a Saúl Ordóñez, quinto después de ir tirando durante toda la carrera.

Ligera sorpresa también hubo en el 800 masculino, donde el salmantino Álvaro de Arriba, gran favorito, se vio sorprendido por el carismático Mariano García y también por Javier Mirón, que fueron primero y segundo, dejando el tercer puesto al mencionado De Arriba, actual campeón de Europa de la distancia en pista cubierta.

Jaël Bestué, derrotada en los 100 metros por Paula Sevilla, se tomó su revancha particular ganando en la de 200, Enrique Llopis  no hizo buenos los pronósticos y sin la presencia de Orlando Ortega no fue capaz de llevarse el título, que fue a parar a Asier Martínez, cuatro centésimas más rápido que su compatriota.

Sánchez Escribano, sin rival en los obstáculos

Irene Sánchez Escribano dominó y ganó los 3.000 metros obstáculos, tanto fue así que incluso con una caída en la última ría, nadie pudo ni siquiera acercarse a la excepcional toledana. Sara Gallego derrotó en un gran duelo en los 400 vallas a la joven Salma Paralluelo, Claudia Conte se llevó el título en el heptatlon y Pablo Trescolí triunfó en el decatlon.

Por último, los extremeños Javier Cienfuegos y Álvaro Martín se llevaron sus respectivas finales de lanzamiento de martillo y 10 kilómetros marcha en las dos últimas pruebas del campeonato.

[email protected]