PracticoDeporteRedacción

El ciclista belga Remco Evenepoel se hizo con el triunfo final de la Vuelta a Burgos, con final en Las Lagunas de Neila, donde demostró que ya no es una joven promesa sino una realidad, capaz de a ganar a quien sea y en cualquier lugar, incluido un Mikel Landa, que estuvo sobresaliente en su intento por frenar al belga.

Landa lo intentó desde abajo. Su apuesta fue arriesgada, no pudo con la gran promesa del ciclismo mundial, pero al menos, se subió al segundo lugar el podio burgalés, aunque el triunfo en la etapa final fuera para el colombiano Iván Sosa, quien se aprovechó del marcaje entre los dos mejores de la vuelta y sumó su tercera victoria parcial en Las Lagunas de Neila.

Al final, el sudamericano se presentó con nueve segundo de adelanto en meta, sobre un Landa, que descolgó a Evenepoel, en los últimos metros, aunque por tan sólo tres segundos, mínima diferencia para arrebatarle la gloria. Y es que en la general, el belga acabó en lo más alto, con treinta segundos de ventaja sobre un Landa que promete un gran 2020.

Burgos significó la vuelta del ciclismo al más alto nivel después del meses de parón por la crisis sanitaria, pero también será recordado por la confirmación del poderío de un ciclista belga de 20 años, cuya progresión todavía no tiene límites. Su tercer triunfo en una carrera por etapas en esta temporada, es la confirmación de que será un serio candidato al triunfo en el Giro de Italia.

practicodeporte@efe.com

 -