PracticoDeporteMadrid

La tiradora Fátima Gálvez tiene claro que acudirá a los próximos Juegos de Tokio 2020 en busca de una ansiada medalla en sus terceros Juegos Olímpicos, y que no se conforma con entrar en la final porque -afirma- "me merezco una medalla por toda mi trayectoria y por lo que luché por este deporte".

La cordobesa es muy clara a la hora de hablar de lo que espera de la cita japonesa y asegura que ha cambiado la mentalidad y "ya no me conformo con meterme en la final como ocurrió en Londres (2012) y Río de Janeiro" (2016)".

 Y es que la tiradora española reconoce que su objetivo inicial es colgarse una medalla y hasta Japón viajará con esa mentalidad. No obstante, bromea al afirmar que "no voy a llegar al extremo de Carolina Marín, que dice que no firma la plata, solamente el oro, yo sí firmo la plata, el bronce y el oro por supuesto".

Cambio de mentalidad

Se trata de un cambio de mentalidad al que llega tras trabajar esta temporada junto a la psicóloga granadina Zoraida Rodríguez, de la que destaca "su apoyo moral es básico a la hora de afrontar las competiciones al margen de las cuestiones técnicas".

Un año que reconoce que lo empezó "con presión" hasta que consiguió el pasado junio la plaza olímpica en los Juegos Europeos de Minsk (Bielorrusia), donde inició su salto al podio con una medalla de bronce individual, más el oro mixto conseguido junto al granadino Antonio Bailón.

"A partir de entonces disfruté más cada vez que salía a competir al foso", destaca Gálvez, quien sumó otra medalla de bronce en el Mundial disputado en julio. La competición la cerró este septiembre en los Europeos con otros dos metales. Oro en la competición mixta, junto a Alberto Fernández, con el que hará también pareja en Tokio 2020, y plata por equipos, con Beatriz Martínez y María Quintanal.

practicodeporte@efe.com