PracticoDeporteMadrid

Mientras jóvenes como Stefanos Tsitsipas,Alexander Zverev o Félix Auger Aliassime intentan crecer y tomar el mando de la ATP, dos leyendas del tenis nacional como Feliciano López y Tommy Robredo lograron este domingo llevar nuevos trofeos a unas vitrinas que están plagados de ellos.

Lo del toledano ha sido tremendo. Dos años después de ganar en Queen's, ha vuelto a hacerlo. Y lo ha hecho a lo grande, gracias a recibir una invitación de la organización y después de derrotar a otro veterano como él, el francés Gilles Simon, en una gran final resuelta en el desempate del tercer set.

Enorme Feliciano

A sus 37 años, López sigue demostrando que tiene una clase innata para jugar al tenis y especialmente para hacerlo sobre hierba, la superficie que más alegrías le ha dado y a la que siempre se ha adaptado mejor debido a ese juego de servicio, volea y revés cortado.

Su triunfo emula el que antaño lograra Pete Sampras, que también consiguió ganar en la exquisita hierba de Queen's gracias a una invitación. 'Feli' lo ha hecho dejando por el camino a grandísimos jugadores como el mencionado Gilles Simon, Milos Raonic o el joven Auger Aliassime.

Además, como guinda al pastel, el tenista español, apenas media hora después de lograr su victoria en el torneo individual volvió a saltar a la pista haciendo pareja con el británico Andy Murray para jugar la final de dobles, un partido que también ganaron y que certificó su doblete particular en un domingo que difícilmente olvidará.

Robredo, campeón en Parma

Menos carismático suena el triunfo de Tommy Robredo en el Challenger de Parma (Italia). El catalán se niega a abandonar el circuito y sigue esforzándose en este tipo de torneos después de haber saboreado las rondas finales de los mejores torneos.

En la ciudad italiana conquistó un nuevo título y lo hizo tras una final interminable ante el local Federico Gaio, a quien terminó derrotando por 7-6, 5-7 y 7-6.

Si algo demuestran estas victorias, unidas al décimo entorchado de Roger Federer en Halle, es que el tenis cada vez entiende menos de edades y más de talento.

Practicodeporte@efe.com